sábado, 15 de julio de 2017

Chips de Kale - Deshidratados al sol

¡Hola a todos!

Llevo desde el lunes haciendo el reto #rawveganjuly de comer solo comida cruda durante 7 días. Era un reto que tenía muchas ganas de hacer desde hace un par de años que lo hicieron un par de instagramers y en cuanto Luz de @gingeraw propuso lanzar el suyo no dudé en apuntarme y formar parte activa.

Uno de mis snacks crudiveganos favoritos son los chips de kale. Normalmente los compro en supermercados ecológicos, donde la bolsita ronda unos 3 o 4 euros. Son mega caros y claro, yo comería chips de kale caaaaaada día y no puede ser.




Desde hace años que me llevo planteando deshidratar al sol en mi balcón, porque la torrera que cae toooodo el día es para aprovecharla, pero no ha sido hasta ahora que me he lanzado a probar con la maravillosa sorpresa de que sí, puedo deshidratar en el balcón y además más rápido de lo que yo pensaba.

¿Qué necesito? Una bandeja de horno y papel vegetal.
¿Qué puedo deshidratar? Yo supongo que todo, y tardará más o menos en función de la cantidad de agua que tenga, el corte, la altura a la que estés (yo estoy en un séptimo y calienta que no veas)

Para hacer los chips de kale necesitas:

Ingredientes

1 bolsa de kale cortado o hojas de kale (la cantidad que tu quieras)

Aceite de oliva de priera prensión en frío 
1 puñado de anacardos crudos
Agua de mar
Especias para darle buen rollo: yo usé ajo en polvo y wasabi en polvo.

Elaboración 

- Lavar las hojas de kale y secarlas con papel de cocina. Cortarlas en trozos que no sean muy pequeños. Si viene en bolsa ya cortado y lavado no es nevesario hacer nada.
- En un bol, añadir el kale, rociar con un poco de aceite de oliva y con las manos como si estuvieramos amasando pan, untaremos todas las hojas.
- En una trituradora o batidora de vaso, añadir los anacardos y agua de mar hasta más de la mitad de su volumen. Batir y hasta crear una salsa de textura como una natilla.
- Vertemos la salsa de anacardo en el bol, el ajo molido y el wasabi que queramos y removemos bien hasta que esté todo bien pringado.
- Poner el contenido del bol lo más extendido posible en la bandeja de horno sobre el papel vegetal y ponerlo al sol.




Cada casa será distinta. En mi caso lo he puesto a las 10 y a las 15h ya tenia los chips de kale geniales para comer. Si los hubiera dejado un poco más incluso habrían estado mejores, pero... ¡no me podía aguantar! El resultado han sido unos chips súper sabrosos y crujientes.






Así que lo único que os puedo decir es que probéis. Un sábado o un domingo que paséis la mañana en casa sería ideal para ir vigilando.

Espero que os haya servido y que si lo hacéis me etiquetéis en vuestras fotos de las redes sociales ya así las veo.

¡Feliz finde a todos!
Vero. 






2 comentarios:

  1. Me encanta el kale así que voy a probar. El agua de mar entiendo que no es del Perelló no? jejeje...
    Donde la consigues? Un beso bonica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajjajaj!! Del Perelló les tomaques!! 😂😂 El agua de mar la compro en supermercados ecológicos y la verdad es que va super bien! No la había usado nunca para cocinar y es una maravilla, porque sala de una forma distinta. Me encanta!!

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!