jueves, 7 de enero de 2016

Crunchy Vegan Maki

¡Hola a todos!

Llega el fin de semana y no sé a vosotros, pero a mi siempre me encanta pensar en algún plato diferente para hacer el fin de semana más especial.

Adoro los makis. Y desde que sé hacerlos en casa más. Y desde que sé que son tan fáciles de hacer... ¡aunnnn máaasss!

En la entrada que os enlazo a continuación, os enseño a hacer el Arroz para Makis. Es muy, muy fácil y sale siempre clavado. Si no tenéis arroz para sushi, no os preocupéis, mientras sea un arroz redondo puede funcionar. Se tarda en hacer 20 minutos y gracias a aprender la técnica, podremos hacer makis veganos siempre que nos apetezca #lalocalosmakis #warning-warning

Con la cantidad que sale en la receta, sale arroz suficiente para hacer dos rollos grandes usando dos hojas de alga nori enteras, y dos rollos pequeños usando un alga nori partida por la mitad.

Con esta entrada os muestro una combinación de ingredientes como idea  para hacer un vegan maki invertido y una foto final con los demás rollitos que hice.

¡Vamos a ello!



2 PERSONAS

Ingredientes

175 gr de Arroz de Sushi
250 ml de agua
2 cucharadas soperas de vinagre de arroz.
1 cucharada de postre de sal
1 cucharada de postre de azúcar
2 hojas de alga nori para makis
Pasta de wasabi
Mayonesa vegana
1 aguacate
cebolla frita
Tomates secos
Pimentón picante
Pepino

Elaboración

- Cocer el arroz para sushi según el método que describo en la entrada y dejarlo enfriar.

- Colocar una esterilla forrada con papel film como base de trabajo. 

- Con las manos mojadas, cogeremos arroz y lo esparciremos "apretadito" sobre la superficie del alga nori dejando libre un espacio de aproximadamente tres dedos de ancho que será el espacio donde, al darle la vuelta, colocaremos los ingredientes.

- Cuando tengamos toda el alga cubierta de arroz con un espesor homogéneo por todo, con cuidado y determinación le daremos la vuelta de tal forma que, el borde libre de arroz quede más cerca de nosotros.

- Dejando un espacio de un dedo al borde, untamos con un guisantito de pasta de wasabi la base donde van a ir los ingredientes, y colocamos el aguacate y el tomate seco a tiras. Pondremos también al lado y de forma uniforme una hilerita de cebolla frita.

-  Una vez tengamos los ingredientes colocados hay que enrollar. Nos ayudaremos de la esterilla para dar la primera vuelta, compactando bien los ingredientes antes de seguir enrollando hasta el final.


-  Cuando lo tengamos, espolvoreamos pimentón picante y con un cuchillo afilado, sin sierra y mojado, cortaremos las piezas de un dedo de ancho.

-  Emplatamos y ponemos una gotita de mayonesa vegana sobre cada una de las piezas.



La verdad es que explicar como hacerlo de forma escrita es un poco complicado, pero espero que aun así haya quedado lo suficientemente claro.

Normalmente aprovecho el resto de ingredientes y algún pepino que tenga por la nevera para hacer makis hasta terminar el arroz. Esta vez los hice de pepino, aguacate,  pepino con aguacate y aguacate con tomate seco. ¡Maki Party!



Espero que esta entrada os anime a hacer makis en casa y que podáis disfrutar de los makis veganos siempre que queráis. Es algo complicado al principio, te salen un poco churro, blandengues y se desmoronan... pero en cuanto los hagáis unas tres veces ya le pillaréis el truco y os viciaréis a tope a hacer makis en casa.

¿Quien se anima a hacer makis este finde? ¡¡¡yo seguramente repito!!!

¡Un abrazo a todos los lectores!

Con cariño,
Vero.
@embellecethe.

martes, 5 de enero de 2016

Crema de Brócoli y Calabacín con toque de Tahín

¡Hola a todos!

Ya se van terminando las fiestas navideñas y tendemos a querer compensar todos los "excesos" que podamos haber tenido durante estos días.

Yo no soy de pasarme mucho en navidades, básicamente porque, al llevar un estilo de vida saludable todo el año... ¡mi barriga se llena enseguida! En serio, en la comida de Navidad veía a mis primos venga a jalar y jalar y yo pensaba... ¡pero si a mi ya no me cabe nada! jajaja

En fin, que además de presentaros una crema de lo más ligera y nutritiva para el furor healthy post-navideño, es vegana, 100% alcalina y sin gluten.

¡Vamos con la receta!



6 RACIONES

Ingredientes

1 brócoli
1 calabacín grande
1 cebolla pequeña
1/2 chiribía
1'5 litros de agua
1 cucharadita de tahín por ración (tamaño de cuchara de las de café)
Aceite de Oliva Virgen Extra de primera prensión en frío
Gomasio (95% sésamo  - 5%sal)

Elaboración

- Poner a hervir en una olla grande el litro y medio de agua.
- Enjuagar y cortar el brócoli a trozos (tronco incluido)
- Pelar y cortar el calabacín a trozos grandes.
- Pelar y cortar a gajos la cebolla
- Pelar y cortar a trozos pequeños la chiribía
- Añadir todos los ingredientes en la olla y hervir durante unos 15-20 minutos hasta que con un cuchillo comprobemos que toda la verdura está cocida.
- Triturar y al servir, añadir un chorrito de aceite de oliva, un poquito de gomasio y una pequeña cantidad de tahín.

Esta crema está muy rica y el toque de tahín le da un punto especial. Si la crema no está muy caliente y el tahín es muy "seco" puede que al remover no se deshaga. Si podéis elegir un tahín un poco más fluido, para esta receta quedará mucho mejor.

Espero que os haya gustado y que sigamos este año nuevo consumiendo recetas ricas, nutritivas y saludables ¡Sí señor! ^^

Con mucho cariño,
Vero.
@embellecethe

viernes, 1 de enero de 2016

Balance de mi 2015

¡Hola a todos!

¿Cómo pasasteis la noche de Noche Vieja? Yo no soy de darle mucha importancia, pero este año he tenido la oportunidad de cenar con unos buenos amigos y recibir el año tomándome las 12 uvas sin atragantarme, dando un saltito con el pie derecho hacia delante, por si eso hace que me vaya a ir mejor ^^

Pasé una noche maravillosa: cenamos, escribimos todo lo que no queríamos para este 2016 y lo quemamos antes de las 12, escribimos lo que queremos para el 2016 tanto para nosotros como para los nuestros, recibimos el año con abrazos y besos sinceros y sobre todo, bailamos, cantamos, reímos hasta llorar y nos revolcamos por el suelo. Os amo #tribupiessucios

Salga o no salga la noche de Noche Vieja, siempre siempre siempre, el primer día de año escucho el Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena y hago balance del año que ha quedado atrás.

Haciendo balance...

…Muchas amistades se fueron porque tenían que irse.

…Me reafirmo con quién está a mi lado, a pesar de los pesares, contra todo pronóstico y sin pedir nada a cambio. 




…He aprendido que en el amor es igual como en la vida… si no funciona, hay que dejarlo ir y no aferrarse al cariño.

…Me he conocido mucho a mi misma y me he dado cuenta de que necesito muy poco para ser feliz.

…He practicado la ley del desapego y he dejado de ser tan consumista. Solo compro lo que necesito.

…He tenido ofertas de trabajo y proyectos que he rechazado por mantenerme fiel a mi misma y no vincular mi marca con lo que no va conmigo.

…Decidí lanzarme a impartir talleres para pagarme el alquiler de mi casa, con el resultado de ser el detonante para muchas oportunidades bonitas y enriquecedoras.


…A raíz de mis talleres conocí a la que ahora es mi jefa, Susana, que no dudó ni un segundo en darme trabajo. Soy realmente feliz haciendo lo que hago y no puedo estar más orgullosa de haber decidido por mi felicidad, a pesar de haber estudiado una carrera muy dura y dejarla, al menos por ahora, apartada de mi vida.

…Un domingo de abril decidí ir al río a hacer deporte con la maravillosa casualidad de tropezarme con el grupo de acroyoga “Yoga al Vent” que me recibieron con los brazos abiertos y hoy por hoy, los considero parte de mi familia.


…He empezado a hacer videorecetas para TvBio, dándome cuenta que se me dan bien las cámaras y dándome mucho ánimo para crear un canal de YouTube ¿será este 2016?

…Gracias a las redes sociales y a mi trabajo cara al público, estoy conociendo bellas personas que espero que se queden en mi vida mucho tiempo.


…Y finalmente, gracias a la compasión animal de Loren y Moni, Neu llegó a mi vida siendo la gatita más bonita y querida de la faz de la tierra.


Este año se cierra en mi familia de forma agridulce, pero con positivismo, fuerza, ánimo y constancia en la lucha. Tio Burguera, lo sacarás adelante, lo sé.

Siempre que hago balance, acabo emocionada sobre todo lo vivido. Los recuerdos, las sensaciones, los cambios… es abrumante ver como la vida te da un giro de 180 grados, dejas de reconocerte y al fin conectas con ese interior y renaces con mucha fuerza.

Gracias, gracias, gracias a todos los que me acompañáis día a día y hacéis que Embellecethé siga vivo. Sois lo que más valoro.

Gracias a todas esas personas que confían en el perfil, en mi criterio y en mi trabajo.

Gracias “2015” por enseñarme tanto y por irte para dar paso a un año nuevo, con aires de esperanza e ilusión.

Hago balance y cierro este año con aceptación y firmeza. Lo que queda atrás, queda atrás. Ahora toca mirar hacia delante y visualizar este año nuevo con muy buena vibra.

Os deseo de corazón que tengáis un 2016 maravilloso, enriquecedor y sobre todo lleno de salud y amor… ¡Por otro año más juntos!


Con mucho cariño,
Vero.
@embellecethe.