martes, 22 de diciembre de 2015

Crackers de Trigo Sarraceno y Zanahoria

¡Hola a todos!

Cuando hice por primera vez la cura de 15 días de la Dieta Alcalina, era muy muy muy difícil encontrar elaboraciones con trigo sarraceno. Solo encontré las Biotostadas de El Granero Integral 100% de trigo sarraceno, pero la verdad... ¡no llenan nada! son suuuuper ligeras y al final te quedas con la sensación de haber comido aire.

Hoy os quiero enseñar una receta que además de ser 100% alcalina y sin gluten, está deliciosa y es muy, muy, muy fácil de hacer. 

Ahora que vienen estas cenas de Navidad, ¿porqué no sacar estos crackers como alternativa?

¡Vamos con la receta!




Ingredientes

170 gr de harina de trigo sarraceno o trigo sarraceno activado
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
200 ml de agua
2 cucharadas de semillas de girasol
3 cucharadas de sésamo
8 cucharadas de pulpa de zanahoria (resto del extractor de zumos - podéis rallar zanahoria)
Sal del himalaya

Elaboración

- Mezclar el agua y el aceite en un bol. Remover hasta emulsionar y añadir poco a poco, sin dejar de remover, toda la harina de trigo sarraceno.

- Integrarla bien con la ayuda de la batidora de varillas. Añadir la pulpa de la zanahoria y las semillas, un poco de sal, e integrar.

- Una vez ya bien removido y con textura homogénea, la extenderemos sobre un papel de horno en todo lo ancho de la bandeja. Para extenderlo bien nos ayudaremos con una lengua de gato y procuraremos que tenga el mismo espesor en toda su superficie.

- Una vez bien extendido, con un cuchillo o un cortador de pizzas, haremos cortes  a la masa para determinar las dimensiones deseadas del cracker. Los podéis hacer cuadraditos, rectangulares, palitos...

- El horno estará precalentado a 220ºC y al meterlo a altura media, con calor por arriba y por abajo, bajaremos la temperatura a 180ºC

- Lo hornearemos durante 30-40 minutos, hasta que veamos que el color de la masa se oscurece y empieza a secarse.



- Cuando ya estén, los sacamos del horno y los ponemos encima de una rejilla para que se enfríen.

¡Y listo! Ya tenemos nuestros crackers de trigo sarraceno y zanahoria listos para dippear, para tostadas o bien para llevárnoslo de snack fuera de casa.




Os animo a hacerlos ¡están muy muy buenos! y la verdad es que enganchan ^^

Duran 4 días fuera de la nevera, y en la nevera más de dos semanas. Podéis tostarlos en la tostadora para que vuelvan a estar crujientes y quedan como recién hechos.

Un abrazo a todos los lectores, gracias por pasaros y... ¡¡¡Feliz Navidad!!!

Con cariño,
Vero.
@embellecethe.



lunes, 7 de diciembre de 2015

Crema Crudivegana de Papaya

¡Hola a todos!

Hoy os enseño a hacer una crema crudivegana de papaya con la ayuda del Slow Juicer MJ-L500 de Panasonic. Dado que en la entrada anterior observé que al trabajar con la guayaba no desechaba fruta como me pasaba con la licuadora de cabezal de corte, enseguida me vino a la cabeza hacer una crema crudivegana con papaya.

La papaya es la fruta más alcalina que existe, con un sabor muy especial que combina perfectamente con la naranja y la zanahoria. En esta receta se mantiene el equilibrio alcalino con la combinación de ingredientes, consiguiendo un sabor exclusivo y sorprendente. ¡Yo misma me sorprendí! 

Gracias al Slow Juicer se consigue una textura fina de puré perfecta para tomar con cuchara. 



¿Os apetece saber qué lleva?

¡Vamos con la receta!



4-5 PERSONAS

INGREDIENTES

1 papaya mediana
2 naranjas
3 zanahorias
1 manzana golden
1/2 hinojo grande
1 trocito pequeño de jengibre
1 trocito pequeño de cúrcuma fresca
Semillas de chía
Semillas de cáñamo
Semillas de girasol
Reducido de Pedro Ximenez

ELABORACION

- Preparamos los ingredientes: pelamos la papaya, le quitamos las pepitas y la hacemos a trocitos; pelamos las dos naranjas y las troceamos; pelamos la manzana y la troceamos; le quitamos la parte verde al hinojo y lo troceamos; pelamos las zanahorias y las troceamos.

- Conectamos nuestro Slow Juicer a la corriente eléctrica, le damos al "ON" y vamos añadiendo todos los ingredientes. Os recomiendo que, tanto el jengibre como la cúrcuma la intercaléis entre la fruta y la verdura.

- Una vez todo el jugo extraído, solo queda emplatar, decorar con las semillas y rociar con reducido de Pedro Ximenez.



¡Y listo!

Muy muy fácil. El resultado es delicioso, ligero, nutritivo y gracias a combinar fruta, verdura y semillas conseguimos que el plato sea completo.

Podéis haceros esta crema y llevárosla a trabajar, ya que al tratarse de extracción lenta y no tener apenas contacto con el oxígeno, no oxida con las horas y mantiene el sabor

Espero que os haya gustado la entrada y que os animéis a probar esta crema crudivegana. ¡Os la terminaréis toda! 

Como valoración final del Slow Juicer MJ-L500 de Panasonic deciros que lo considero un muy buen producto. Se nota mucho la diferencia con la extractora de cabezal de corte: es menos ruidosa, igual de rápida, más eficiente porque no desecha tanta fruta y sobretodo y lo más importante, que nos asefura un mejor contenido nutricional en nuestras preparaciones. 

¡Un saludo a todos los lectores!

Vero.
@embellecethe.