martes, 31 de marzo de 2015

Hummus Fresco con Aguacate, Cilantro y Limón

¡Hola a todos!

Hoy fusiono dos recetas del blog para obtener este hummus con base de garbanzo, llenito de nutrientes y sabor.

Gracias a todos los asistentes de las dos ediciones del taller de "Hummus y Patés Vegetales" por venir e inspirarme. Con cada pregunta que me hacían me surgía una inquietud que cubrir, una inspiración para una receta nueva, una nueva idea para desarrollar. ¡¡Fue tannnn maravilloso y enriquecedor!! Jamás pensé que podría ser así. ¡Gracias mil! Esta receta... ¡Os la dedico!

Aaaayyyy! que me pongo romántica!! Jajaja

¡Vamos allá!



2PERSONAS

Ingredientes

200 gr de garbanzos cocidos
1 cucharada de tahin tostado
1 aguacate grande maduro
1 cucharadita de ralladura de limón
3 ramitas de cilantro
1/2 o 1 diente de ajo (según tus gustos)
1/2 limón exprimido con la mano
Sal al gusto

Elaboración

- Poner todos los ingredientes en un bol y triturar hasta textura homogénea.

- Para emplatar, hacer surcos en la masa, rociar con aceite de oliva, rallarcáscara de limón y poner una hojita de cilantro.



Recomendaciones

- Dado que esta receta no lleva comino, se recomienda pelar los garbanzos para evitar flatulencias. ¡Es trabajoso pero vale la pena!
- Los hummus que preparo los hago sin aceite para ponerle la cantidad de aceite de oliva al emplatar. Por este motivo, al ser casero, durará 3-4 días en la nevera. Pasado ese tiempo, yo ya empiezo a notarle cambio en el sabor y olor.
- Esta receta al llevar aguacate se oxida fácilmente. Así que si lo preparas y no vas a tomarlo enseguida, te recomiendo taparlo con papel film tocando la masa sin dejar huecos.



¿Qué os parece? Fácilísimo. ¿Os animáis a probarla?

¡Yo acabé con todo el bol de una tacada! Mmmmmm.

¡Un abrazo muy fuerte a todos los lectores! ¡Gracias por pasaros!

Vero.
@embellecethe



viernes, 27 de marzo de 2015

Dip de Berenjena al Vapor

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una receta tan sencilla, tan sencilla, tan sencilla, que si la hacéis una vez, seguro que no será la última.

Como sabéis, soy fan incondicional de la Dieta Alcalina y de ideármelas para comer de forma que el mayor porcentaje de los alimentos que ingiera sean de esa naturaleza. Pues este dip es vegano, alcalino, sanísimo, sencillo y delicioso ¿quién da más?

Para los amantes de la berenjena, esto os volverá locos. Para los que no os acabe pero queráis incluirla en vuestra dieta, animaos a hacerla. Estoy segura de que os encantará.

¡Vamos a ello!



RACIONES según las berenjenas que hagas

Ingredientes

Berenjena
Aceite de oliva
Sal del Himalaya
Pimentón Dulce
Brócoli para decorar
Aceite de Oliva Virgen Extra
  
Preparación

- Pelar la berenjena y ponerla a rodajas gordas en la vaporera (con 8 minutos está cocida). Si no tenéis vaporera, la podéis hacer al microondas, en lekué o al horno.

- Una vez hecha, ponerla en un bol pequeño y picotearla con las tijeras hasta que quede a trocitos muy pequeños.

- Emplatar, rociar con aceite de oliva virgen extra, salpimentar, espolvorear pimentón al gusto y decorar con trocitos de brócoli crudo.

¡Extra fácil!

Es perfecto para dippear o prepararte unas tostas con pan recién tostadito. Dado que estoy haciendo esta entrada desde el punto de vista alcalino, el pan deberá ser de espelta o kamut, o también podéis optar por la alternativa de las BioTostadas de trigo sarraceno, quinoa, kamut o espelta.


 ¡Espero que esta idea tan sencilla pase a formar parte de vuestras vidas!

Un abrazo a todos ¡feliz fin de semana!

Vero.

@embellecethe

martes, 24 de marzo de 2015

Quinoa con Calabaza y Leche de Coco

¡Hola a todos!

Hoy rescato una receta que escribí para El Granero Integral para que tengáis en el apartado de Dieta Alcalina una receta más.

Siempre me ha gustado cocinar combinando sabores contrarios en mis recetas y esta mezcla de ingredientes hace honor a ese delicado equilibrio entre el dulce, salado y picante. El coco y el tandori masala son los protagonistas y le otorgan a este plato ese fondo de sabor que nos recuerda a una mezcla entre la comida thai e indú.

¡Espero que os guste la receta y que os animéis a hacerla!



2 RACIONES

Ingredientes

200 gr de calabaza
100 gr de cebolla morada
150 gr de quinoa 
300 ml de agua embotellada
2 dientes de ajo
2 cucharadas de leche de coco en polvo (venta en supermercados ecológicos u orientales)
½ pastilla de caldo vegetal con miso
½ chta de tandori masala (venta en supermercados orientales o espacios gourmet)
Sal del Himalaya y pimienta al gusto

**Nota: si no tenéis leche de coco en polvo también podéis hacer la receta sustituyendo por leche de coco, 100 ml del agua para hervir la quinoa. Es decir, se herviría la quinoa con la mezcla de 200 ml de agua embotellada y 100 ml de leche de coco.


Preparación

- Pelar la calabaza y la cebolla, y cortarla a daditos. Laminar el ajo.

- En una sartén antiadherente con un poquito de aceite y sal, saltear el ajo, la cebolla y la calabaza hasta que estén hechos y doraditos.

- Bajar el fuego al mínimo, añadir el tandori masala y remover bien.

- Apagar el fuego y retirar la verdura de la sartén.

- Poner a hervir la quinoa con el agua embotellada y un poquito de sal. Hervir a fuego medio durante 12-13 minutos hasta que un poquito de agua en el cazo.

- En este punto, añadir las dos cucharadas de leche de coco en polvo, la media pastilla de caldo desmenuzada, la  pizca de sal y la pimienta. Remover y echar todo el contenido en la sartén donde queda el aceitito y restos de especias de la verdura.

- Acabar de cocer, removiendo bien con la precaución de que no se nos queme. Cuando la textura quede melosa pero ya sin líquido, apagar el fuego.


- Emplatar en forma de timbal con la quinoa bajo y la calabaza por encima. Espolvorear con un poquito de tandori masala y … ¡listo!


¿Qué os parece? Es una receta super sencilla y os puedo asegurar que después de comerla haréis oda a la Dieta Alcalina!! 

¡Espero que os animéis a hacerla!

Un abrazo a todos, ¡muchas gracias por pasaros!

Vero
@embellecethe

viernes, 20 de marzo de 2015

Tarta Vegana de Chocolate y Pistacho

¡Hola a todos!

Sí. Hoy va de dulce. De un postre vegano muuuuy rico. ¿Quién no muere de placer con la combinación de pistacho y chocolate? Y si encima lleva galleta ya… ¡Ay madre! ¡Que me detengan!

Hace tiempo, para un cumple de una amiga, hice este postre en modo tarta y a la gente le gustó muchísimo. Con estos sabores es fácil conquistar, pero me fallaba algo. La presentación. Así que pensé volver a recrear la receta para el blog haciendo tartas monodosis y así, de paso, no se caer en la tentación de terminar con toda la tarta de una sentada .

¡Os cuento como la he hecho!
¡Ahí va!


4 VASITOS DE TARTA

Ingredientes

3 postres de soja y chocolate (formato yogur)
50 gr de pistachos
2 toque de canela
6 cucharadas de leche de soja
1 tubo de galletas veganas estilo María Dorada o similar
4 vasos de cristal

Preparación

- Triturar unas 5-6 galletas bien trituraditas.
- En un bol, vaciar el contenido de los postres de chocolate y añadir la canela y la leche. Remover hasta que esté todo integrado.
- Pelar los pistachos. Dejar unos cuantos para la decoración final y picar el resto, bien con un mortero o con una picadora eléctrica (con cuidado de no hacerlo muy polvoriento, queremos textura).
- Montar la tarta. Para ello seguiremos los siguientes pasos en cada vasito.
1. Repartir a partes iguales las galletas picadas y ponerlas en los cuatro vasos.
2. Poner una capa de chocolate de un dedo aproximadamente.
3. Añadir una cucharadita de pistacho picado, poniéndolo por los bordes, para que quede visible.
4. Añadir una gallega entera.
5. Poner otra capa de chocolate, esta vez un poco más fina, otra vez pistachos y otra vez galleta.



Así hasta que lleguemos a poner 3 pisos. Cuando ya finalizamos, cubrimos de chocolate, espolvoreamos pistacho molido y añadimos unos cuantos pistachos enteros.

Para que esté lista para tomar deberá reposar unas 3h en el frigorífico, y se recomienda sacarla antes de consumir para que pierda el frío y se noten más los sabores.


Fácil, ¿verdad?

Espero que os animéis a hacerla, pero ¡ojo! no me odiéis después si no podéis parar de pensar en lo que tenéis en la nevera. Sí. Vale. ¡Me describo a mi misma! Pero es que está tannnn buena que es imposible no querer zampar hasta que se termine!! jajajaja

¡Un abrazo para todos! ¡Feliz fin de semana!

Vero.

@embellecethe

martes, 17 de marzo de 2015

Miniburguers de Calabaza y Soja Texturizada

¡Hola a todos!

Hace tiempo que no os cuelgo una receta de miniburguers, y aprovechando que El Granero Integral ya ha publicado la receta que escribí para ellos, os la dejo por aquí también para que quede más a mano.

Me apetecía mucho usar la soja texturizada para hacer esta receta y aumentar así el aporte proteico. Podéis usar soja texturizada normal, remojándola en agua bien caliente durante 15-20 minutos o la soja texturizada instantánea que en nada está blandita.

Estas miniburguers me encantan para hacerlas en pitas tal como lo escribí para ellos, pero también podéis hacerlas en tamaño burguer normal y marcaros unas hamburguesas a más puro estilo yankie.

¡Os dejo con la receta!


6-7 RACIONES

Ingredientes

190 gr de calabaza
75 gr de avena integral bio de El granero Integral
90 gr de soja texturizada instantánea de El Granero Integral
1 ch de cebolla en polvo
½ chta (tamaño café) de cúrcuma
½ chta (tamaño café) de pimienta
½ chta (tamaño café) de canela
Sal al gusto

Agua filtrada o embotellada para hidratar
Aceite de oliva para hacer las burguers a la sartén
Harina de Amaranto para sellarlas (puedes usar la que tengas por casa)

Preparación

- Cortar la calabaza a daditos muy pequeñitos, que saltearemos en la sartén con un poquito de aceite de oliva y sal hasta que estén bien doraditos. Apagar el fuego y reservar.

- Hidratar la soja texturizada: echaremos la cantidad de soja texturizada en un bol y añadiremos un vaso (200ml) de agua bien caliente. Dejamos 10 minutos y listo. Dejar enfriar. Cuando esté fría, la escrurriremos bien apretándola con el puño y haciendo que salga el máximo de agua sobrante.

- Hidratar la avena: añadir la avena en un bol grande (el que será el definitivo para hacer la mezcla de todos los ingredientes) y añadir agua hasta el enrase. El agua no debe sobrepasar la avena (que no flote) más vale que se quede corta. Se remueve bien y se lleva un minuto al microondas. Listo.


- Una vez preparados todos los ingredientes y enfriados, los añadimos todos (incluidas las especias y sal) en el bol de la avena y con la ayuda de una lengua de gato, mezclaremos bien hasta conseguir una masa de textura homogénea.


- Prepararemos un platito con un poco de harina para sellar las miniburguers una vez las hagamos.

- Para hacerlas, nos humedeceremos las manos, tomaremos una cantidad de masa del tamaño de una pelota de pin-pon y le daremos forma de burguer, aprentando bien la masa para que quede compacta. Una vez hecha la forma, la pasamos por la harina y retiramos el exceso.


- Una vez todas preparadas, las marcaremos a fuego medio con la ayuda de una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva y sal. Con un minuto por cada lado es suficiente. El objetivo es dorarlas, ya que todos los ingredientes que tiene ya están cocinados.

- ¡Y listas para meterlas en las pitas o montar las burguers!


Si no las usáis todas, podéis congelarlas sin problema: no varía la textura ni el sabor. 

¡Os dejo también la receta de la salsa

Mezclar bien:
1 yogur de soja
1 cucharada de veganesa
1 cucharadita de curry
1 cucharadita de mostaza en grano
1 cucharadita de sirope de ágave
sal al gusto

¡Espero que os animéis a recrearlas! Están muuuuy buenas y sabrosas, seguro que os gustan. Si las hacéis, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales etiquetándome para que lo vea ¡me encanta!

¡Un abrazo a todos!

Vero.
@embellecethe

viernes, 13 de marzo de 2015

Carpaccio de Tomate y Aguacate

¡Hola a todos!

Llevo tiempo pensando en ampliar la lista de recetas del apartado de Dieta Alcalina y ya que vamos cara a la primavera, no veo mejor manera que enseñaros este rico plato llenito de frescura y de vida.

Cuando era pequeña, recuerdo que mi madre hacía una ensalada solo de tomate. Lo cortaba a gajos y le añadía una salsita verde por encima que hacía que el caldito resultante me hiciera devorar la barra de pan mojándolo. ¡Disfrutaba como nunca!
¡Aaaaayyyy...! Aquellos maravillosos años en el que comerte una barra de pan no era “delito”… :D

Haciendo honor a ese recuerdo y poniéndole un poquito de chispa cocinillas al asunto, hice este Carpaccio de Tomate y Aguacate sobre lecho de Rúcula rociándolo con esa salsita. El resultado merece muchísimo la pena: es un plato sabroso, ligero y 100% alcalino.

Os dejo con el paso a paso:




Ingredientes

1 tomate grande
½ aguacate
30 gramos de rúcula
½ diente de ajo
4 ramitas de perejil
1 cucharadita de cebolla seca
Aceite de oliva virgen extra
Zumo de medio limón
Sal del Himalaya

Preparación

- En un plato bien grande, repartir la cantidad de rúcula homogéneamente de tal forma que en los bordes del plato queden las puntitas hacia fuera. Quedará muy bonito el resultado final.

- Con la ayuda de un cuchillo muy afilado, cortar finas lonchas del tomate y colocarlas por todo el plato.

- Cortar rodajas del aguacate y colocarlo sobre el tomate.

- Hacer la salsa. En un mortero poner el medio diente de ajo, un poco de sal y el perejil previamente picoteado con unas tijeras. Majar bien. Añadir el aceite de oliva (cantidad al gusto) y el zumo de limón. Remover bien para juntar todos los ingredientes.

- Con una cuchara, rociar la salsa por encima del tomate repartiendo bien los trocitos de perejil para que quede bonito.

- Espolvorear con cebolla seca.


Fácil, ¿verdad? No hay excusa para no hacer este plato llenito de vida, fibra y vitaminas.

¡Un fuerte abrazo a todos!

Vero.
@embellecethe.

martes, 10 de marzo de 2015

Sandwich Happy Veggie

¡Hola!

Dentro de nada estamos en plenas Fallas con todo el “Caloret” que nuestra “querida” Rita nos ha proporcionado y solo pienso en escribiros una receta muy fácil de un sandwich vegano para hacérnoslo en casa y llevar por ahí. 

Es un sándwich muy parecido (algo más light) que el bocadillo que me gusta tanto del restaurante Zummo Health Bar llamado Little Italy.

En este caso, yo quito el queso (of course) y sustituyo el pesto por rúcula. Mmmmm... ¡Es uno de mis sandwiches favoritos!

¡Os dejo con como lo hago!


Ingredientes

2 rebanadas de pan de sándwich integral
½ aguacate
4 tomates secos en aceite
puñado de rúcula
Aceite de Oliva y sal, o margarina vegetal

Preparación

- Calentar una sartén antiadherente y echar un poquito de aceite, que repartiremos con la ayuda de una servilleta de papel retirando el exceso. Espolvorearemos un poco de sal y tostaremos el pan de sándwich hasta que quede doradito. Reservar en rejilla para que no se ablande.

- Cortar el aguacate a lonchas gruesas

- Colocar la rúcula, el aguacate y encima los tomates secos.

- Envolver para llevar y ¡listo!



Espero que disfrutéis mucho de las Fallas si estáis por la Terreta y no os paséis mucho con los excesos ¡que luego todo se sabe! jajajaja

¡Un abrazo a todos!

Vero.
@embellecethe

viernes, 6 de marzo de 2015

Timbal Dulce de Guacamole

¡Hola a todos!

Estaba el otro día haciendo limpieza de imágenes y me encontré con una propuesta de tapeo que os hice por Instagram hace casi un año. Cuando la miré y mis glándulas salivares empezaron a trabajar, pensé: ¿y por qué no la has subido al blog? Tal vez, porque es tan, tan, tan sencilla que me parecía poco.

Un año después mi percepción ha cambiado y mi premisa es compartir con vosotros todo lo que me encanta, así que aun siendo una receta hiper fácil, la escribo para vosotros y que podáis disfrutar de esta exquisita cominación de sabores.

¡Vamos con la receta!



Ingredientes

Guacamole (casero o ya comprado, lo que más fácil os resulte)
Mermelada de Tomate (casera o comprada)
Puerro
Sal y Pimienta

Preparación

Según los comensales que sean en la mesa haremos un timbal más grande o incluso varios para repartir. Lo realmente importante de esta receta es mantener la proporción mermelada/guacamole de la foto: la mitad del espesor de guacamole ponerlo de mermelada. En cuanto al puerro, sois libres. Según os guste el sabor, podéis darle un toque o ponerlo como si fuera otra capa.

Como molde del timbal, yo suelo usar recipientes transparentes o translúcidos de plástico de ingredientes que se acaban, tuppers con los que te llevan la comida china a casa… cualquier recipiente redondo que podáis cortar dejándolo abierto por arriba y por abajo y usar como molde. Si sois más puristas, en cualquier tienda de cocina los venden de acero inoxidable y te duran toda la vida.

Entonces, para hacer esta tapita seguiremos los siguientes pasos:

Previo al montaje:
- Cortar la cantidad de puerro estimada a rodajitas finitas y saltearlas a la sartén con un poco de aceite y sal hasta que queden doraditos. Añadir pimienta y reservar.

Montaje:
- Colocar el molde del timbal en el plato en el que se va a servir.
- Con la ayuda de una cuchara, poner la capa de guacamole aplanándola de forma que no queden burbujas ni huecos en las paredes del timbal y dejando la superficie de la capa bien planita y lisa.
- Con una cuchara limpia, añadir de forma cuidadosa y sin apretar, la mermelada de tomate. Ojo, si cuando la cogéis del bote (en el caso que sea comprada) y está gelatinosa, con la ayuda de la cuchara removerla enérgicamente para que se cree una textura dócil que pueda dejarse caer sobre el guacamole libremente. Acordaos de controlar bien la proporción o quedará demasiado dulce.
- Desmoldar con cuidado.
- Añadir el toque de puerro salteado. Puede estar frío o… ¡caliente1 dándole así un toque templado a la tapa.

¡Et voilà! Fácil a tope ¿verdad? Espero que os animéis a probarlo.

¡Un fuerte abrazo a todos!

Vero.
@embellecethe


martes, 3 de marzo de 2015

Sopa Especial con Verduritas y Pasta

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una receta de aprovechamiento, calentita y muy sabrosa. ¿No os pasa a vosotros que acabáis con la nevera llena de trocitos pequeños de verduras, que por si solos no sirven para nada y acaban pochos y en la basura? ¡Pues nunca mais! Con esta receta, no se tira nada.

Muy fácil de hacer, barata y sobretodo completa. De estas recetas que una vez la haces piensas que no será la última.

¡Os enseño como hacerla!



Ingredientes

500 ml de agua
80 gr de noodles instantáneos (de venta en supermercados ecológicos o asiáticos)
1 trocito de pimiento verde
1 trocito de pimiento rojo
2-3 dedos de calabacín
1 seta ostra
1/4 de cucharadita de miso
1/3 de pastilla de caldo de verduras ecológico (si tenéis caldo natural más que mejor)
1 cucharadita de salsa de soja
1 toque de cebolla en polvo
1 toque de ajo en polvo
Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación

- Cortar muy pequeñita la verdurita: a daditos los pimientos y el calabacín, el brócoli a trocitos y la seta a tiras y luego cortarlas más cortas. 

- En el cazo o cazuela que vayáis a usar para hacer la sopa, añadir un poquito de aceite de oliva y saltear a fuego medio el pimiento verde y rojo junto con el toque de cebolla seca y ajo en polvo. Cuando medio esté, añadir el calabacín, dorarlo y después añadir las setas y el brócoli. No os preocupéis si el brócoli no queda del todo echo, ya que luego en la sopa se acabará de hacer.

- Cuando más o menos veamos que ya están las verduras, añadimos el agua, la media pastillita de caldo, el miso y la salsa de soja. Llevar a ebullición.

- Hervir a fuego medio durante unos 10 minutos.

- Añadir los noodles y seguir hirviendo un par de minutos más y listo.

- Apagar el fuego y servir.


 Fácil, ¿verdad?

Con muy poco dinerito hacemos una sopa muy reconfortante y sobretodo con alimento. Es ideal para combinarla con unos makis ¿no os parece?

Espero que os animéis a hacerla, está hecha en un pis-pas.

¡Un fuerte abrazo a todos!

Vero.
@embellecethe