martes, 17 de febrero de 2015

Tempura de Tofu Marinado y Alga Nori

¡Hola a todos!

Motivada por la semana asiática que lanzó Lidl hace unos días, me he dispuesto a hacer esta receta ideal para sorprender a tus invitados en una cenita rollito oriental y… digamoslo todo… ¡perfecta para dejar la cocina como si hubiera pasado un huracán!

No os voy a mentir. Si es la primera vez que hacéis tempura como era mi caso… ¡madre mía como termina la cocina!. Está claro, que con práctica todo se llega a automatizar y al final no se mancha casi, pero quien avisa no es traidor :D

¡Eso sí! el resultado merece muuuuuucho la pena. De hecho os voy a mostrar como lo hice, pero al final de la receta os cuento como lo mejoraría yo, ya que para mi gusto, de la forma que os contaré quedará mejor.

¡Vamos a por ella!



2 PERSONAS

Ingredientes

1 bloque de tofu firme, alrededor de 250-300 gr de peso escurrido.
3 hojas de alga nori para makis

Para el macerado:
25 gr de sirope de ágave
70 gr de salsa de soja
50 ml de agua
2 cucharaditas de aceite de sésamo
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
1 pizca de wasabi (si es en polvo, una puntita de la cuchara; si es en pasta, el tamaño de una avellana)

Para la tempura:
5 cucharadas de harina integral de trigo
Agua muy fría
1 hielo (para mantener el agua bien fría hasta que la usemos)
Aceite de girasol para freír

Preparación

1. El macerado:
El macerado del tofu necesitará al menos 5h para que se impregne bien del sabor. Lo ideal es de un día para el otro.
- Escurrir bien el tofu y cortarlo  en seis trozos iguales que colocaremos dentro de un tupper.
- Mezclar en un bol todos los ingredientes del macerado y rociarlo encima del tofu.
- Cerrar bien el tupper, agitar y dejar marinar en la nevera. De vez en cuando acudiremos a removerlo bien e incluso girar de lado los trocitos de tofu para que se impregnen bien por todos los lados.


2. Envolver el tofu.
- Escurrir bien el tofu del marinado. Apretar ligeramente con las manos para sacar de dentro la posible salsa que haya absorbido y no quede “aguado”.
- Cortar el alga nori en dos trozos por su lado más largo, y proceder a “empaquetar” el tofu como si se tratara de envolver un regalo, humedeciendo los tramos finales del alga para que se pegue bien.
Como cuando envolvemos un regalo, si nos sobra alga por los lados se corta para que no quede el cierre muy apelotonado.
- Con ayuda de los sobrantes de alga sellaremos bien los paquetitos, humedeciéndolos y pegándolos a modo de "celo" para asegurarnos que el paquetito no se abra.


- Haremos el mismo proceso con los seis trozos de tofu y los dejaremos reposar unos minutos mientras hacemos la tempura, así el alga se humedecerá y sellará bien.

- Pondremos el aceite a calentar en un cazo mientras hacemos la tempura. ¡Ojo! el cazo debe ser hondo para que lo que echemos dentro pueda “rebolotear”, si no, la tempura no saldrá con textura.

3. Preparación de la tempura y... ¡a freír!
Para la preparación de la tempura no hace falta más que agua bien fria y harina. Como cada harina es un mundo y dependiendo de la finura de su molido absorbe más o menos agua, os voy a indicar que la mezcla de agua y harina se hará hasta encontrar una textura tipo crêpe, ni muy líquida ni muy pesada. Ese es el punto. 
Por tanto:
- Mezclaremos agua bien fría y harina hasta la textura deseada.
- Para comprobar si el aceite está bien caliente para empezar a freír, echaremos una gotita de tempura. Si sube rápidamente a la superficie friéndose, es que ya podemos empezar.
- Pasamos el paquetito de tofu y nori por un poco de harina en crudo, lo embadurnamos en masa de tempura y con la ayuda de un tenedor, lo echaremos en el aceite hirviendo y lo removeremos para que no se pegue en el fondo, ya que la pieza pesa.
- Al mismo tiempo y rápidamente, con la ayuda de unos palillos o de otro tenedor, salpicaremos la pieza con gotitas de masa de tempura para que se vayan pegando y cree así textura en la superficie. Este es un detalle exquisito que marca la diferencia.

Así, freiremos los seis paquetitos y los dejaremos escurrir el aceite en un papel de cocina absorbente.


Para servir, casa a la perfección con salsa agridulce, pero podéis usar la salsa que más os guste o tomarlos tal cual.

Tal como os comentaba al principio, si volviera a hacer la receta cortaría el tofu en trozos más pequeños, haciendo en lugar de seis trozos, doce. Así, son más ligeros y al freír no sería tan difícil de manejar, pudiendo freir más de un trozo a la vez (aunque en realidad, lo ideal de hacerlos uno a uno es que controlas bien la textura que consigues con el salpicado de tempura).

Espero haberme explicado bien ¡ha sido difícil! jejeje Y... ¡que os haya gustado y os animéis a hacerla! :D. Esta receta es muy cocinitas ¡de las de disfrutar cocinando con una cervecita!

¡Un abrazo a todos!

Vero.
@embellecethe

1 comentario:

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!