martes, 3 de febrero de 2015

Tarta Fácil de Manzana

¡Hola a todos!

Hoy os traigo la tarta de manzana más fácil del mundo mundial. Siempre que uso masa quebrada en alguna receta y sobra un poco, acabo juntando los trozos como si de un puzzle se tratara y hago estas mini tartitas de manzana, ideales para desayunar o tomar por la tarde con el café o el té.

Os muestro en el post como lo hago con los restos de una masa que uso para otra cosa, pero… ¡por supuesto que se puede coger una masa entera y volverse loco a hacer tartitas de manzana! Duran unos 3-4 días en un tupper y lo ideal es darles un toque de horno o tostadora antes de servir.

Si no sois amantes de la masa quebrada, podéis hacer masa de empanadilla y dejarla igual de gordita para hacerlas. Es una opción mucho más sana y perfectamente viable. Os dejo la receta de la masa de empanadillas de espelta en este post que colgué hace unos meses: Empanadillas de Espelta con Espinacas y Tofu.

Bueno… vamos al lio, ¿no?


Ingredientes

Restos de masa quebrada
½ manzana Golden por cada minitarta
Sirope de agave
Canela molida
Mermelada de Melocotón ecológica (base sirope de agave)

Preparación

- Cortar la masa quebrada en rectángulos de 12 x 8 cm (dimensiones aproximads). Si hay restos que quedan sueltos, juntarlos y con la ayuda de los dedos sellar los bordes y hacer una nueva base. Como veis en la foto, hay dos bases cortadas limpias y una que es el resultado de haber juntado trocitos que sobraban.


- Por cada ración necesitaremos media manzana Golden, que descorazonaremos, pelaremos y cortaremos a finas rodajas, que sin separarlas las pondremos encima de cada base y empujándolas como si fueran fichas de dominó haremos que se distribuyan a lo largo de toda la superficie.


- Rociar las manzanas con un poco de sirope de agave y llevarlas al horno, a 200º C con calor arriba y abajo durante 15 minutos. Los siguientes 5 minutos pondremos el horno con la función de grill y doraremos por encima las manzanas, con cuidado de que la masa no se queme.

- Sacarlas del horno, dejar templar, espolvorear canela y con la ayuda de una cucharita (esto es totalmente opcional), untaremos un poco de mermelada de melocotón antes de servir.

           


Fácil, ¿verdad?

Espero que os animéis a hacer estos pequeños pedacitos de cielo y os deis el gustazo de merendar o desayunar como reyes y reinas.

¡Un fuerte abrazo a todos!

Vero.

@embellecethe

2 comentarios:

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!