viernes, 30 de enero de 2015

Arroz Chino Vegano

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una receta que me encanta de la cocina china ¡el típico arroz frito! Bueno, en realidad (y supongo que todos pensaréis lo mismo), el arroz que nos sirven en los restaurantes chinos está rebosante de aceite y se hace muy indigesto. Tenía muchas ganas de versionarlo teniendo en cuenta este aspecto, y sobretodo, obtener una receta sabrosa, deliciosa, completa y que me recordara tal cual al sabor del arroz frito estilo chino con verduras.

Espero que os animéis a hacer esta receta ya que estoy segurísima que será la primera de muchas: lo puedes incluir como guarnición en tus platos de “carne” vegetal, tratarlo de plato completo al incluirle el tofu e incluso hacer de más para llevártelo al día siguiente con un tupper al trabajo… Esta es de las recetas que… ¡están más buenas al día siguiente!

¿Te animas? ¡Vamos a ello!



3-4 RACIONES

Ingredientes

1 vaso de arroz basmati integral
1+1/2 vaso de agua
5 clavos (opcional)
5 cardamomos verdes (opcional)
½ calabacín
1 zanahoria
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
¼ de col
100 gr de tofu (opcional)
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
1 cucharada de aceite de sésamo
50 ml de salsa de soja
Aceite de oliva o de girasol

Preparación

- Poner el agua, el arroz, los clavos y el cardamomo en una cazuela al fuego y llevar a ebullición. Cocer durante 20 minutos. Tal como esté, colar el agua sobrante y reservar tapado en la cazuela hasta que se vaya a usar.

- Preparar la verdura. Cortar la zanahoria y el calabacín a rodajas, y estas rodajas cortarlas a tiras. La cebolla cortarla a daditos pequeños, el ajo laminado y la col a tira finitas.

- En una sartén antiadherente o un wok, añadir aceite y añadir la zanahoria, cebolla y ajo. Saltearlo y cuando esté sacarlo de la sartén y reservarlo en un plato. Ahora, añadir la col, el aceite de sésamo y el jengibre rallado. Saltearlo y cuando esté, sacarlo de la sartén y reservarlo. Saltear el calabacín y reservar.

- Si queremos añadirle tofu al arroz, podemos añadirlo de dos formas: desmigado o a daditos. Tal como lo queramos, lo saltearemos también en la sartén para marcarlo antes.

- Una vez todo salteado y marcado, en la sartén vacía añadiremos un chorrete de aceite y saltearemos el arroz a fuego bien fuerte durante un par de minutos.

- Cuando esté salteado, añadimos todas las verduras y el tofu, removemos salteando durante un minuto y añadiremos la salsa de soja, removiendo bien y haciendo que se integren todos los sabores.

¡Y listo!

Ahora solo falta una fuente bien grande, servir y ¡a comer!


¿Qué os parece?
Para mi quedó realmente parecido al que nos sirven en restaurantes chinos pero sin ser tan pesado. ¡Espero que os animéis a hacerlo! Es ideal para llevar al trabajo ¡con un toque de micro estará delicioso!

Un abrazo fuerte a todos. Gracias por vuestra visita.

Vero.
@embellecethe

martes, 27 de enero de 2015

Ideas de Toppings para Tortitas de Arroz

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una alternativa perfecta de comida para llevar al trabajo ¡esto sí que no necesita nada de tiempo! Tiramos de lo que tenemos por la nevera, lo ponemos en mini tupper y… ¡al trabajo!

Las ideas que os doy son ideales para tomar en frío, tanto para completar el menú de ensaladita como para plato único. Es fácil, cómodo y sobretodo está delicioso. ¡Rompe los moldes y prepárate las tortitas de una forma distinta!

Para comer, almorzar, merendar… ¡como tú quieras!



OPCIÓN 1 – PESTO DE BRÓCOLI Y TOMATE NATURAL

Ingredientes:
1 cucharada de pesto de brócoli
3 lonchas de tomate natural
1 chorrito de aceite de oliva
sal y pimienta al gusto

Preparación:
- Para hacer el pesto de brócoli solo necesitaremos cortar a trocitos un brócoli fresco, escaldarlo 5 minutos en agua hirviendo, colarlo, dejarlo enfriar y triturarlo con un diente de ajo y aceite de oliva al gusto.
 - Untaremos la tortita con el pesto y pondremos las lonchas de tomate.
 - Rociar con un poquito de aceite de oliva, y espolvorear sal y pimienta.

OPCIÓN 2 – ESCALIVADA

Ingredientes:
Escalivada de pimiento y berenjena

Preparación:
- Para hacer la escalivada pondremos en el horno un par de berenjenas partidas por la mitad y un pimiento rojo, previamente untado en aceite de oliva para que luego se pueda pelar mejor.
- Hornear a 200º durante 40 minutos, dejar enfriar, pelar, hacer tiras y ponerlo en un tupper cubriéndolo con aceite de oliva y ajito crudo laminado.
- Con esto tendremos cuatro raciones y es genial tenerlo en la nevera.

OPCIÓN 3 – AGUACATE FRESCO, MERMELADA DE TOMATE Y SEMILLAS DE GIRASOL

Ingredientes:
¼ de aguacate fresco
½ cucharadita de mermelada de tomate
½ cucharadita de pipas peladas
sal y pimienta al gusto

Preparación:
- Con la ayuda de un tenedor, aplastar el aguacate encima de la tortita con cuidado de que no se rompa.
- Poner la mermelada de tomate repartida por la tortita, poner las pipas y salpimentar.

OPCIÓN 4 – VERDURA PARA FAJITAS Y GUACAMOLE (APROVECHAMIENTO)

Ingredientes:
1 cucharada de verduras para fajitas
1 cucharada de guacamole

Preparación:
- Untar el guacamole y poner la verdura encima.
- Para la verdura de fajitas: en una sartén con un poco de aceite, saltear ½ pimiento rojo, ½ pimiento verde, una cebolla mediana, ½ calabacín y ½ puerro, cortado de la forma que queramos. Podemos salpimentar o añadir especias para fajitas.

- Para hacer el guacamole: triturar con un tenedor un aguacate mediano y añadirle ¼ de cebolla rallada, ½ tomate rallado con el agujero grande (añadir sin el caldito que suelta), un chorrito de lima y una pizca de cilantro fresco.


¿Qué os parece? todas llevan cositas que podemos tener por casa hechas de antemano y simplemente juntarlas para tomarlas en tortitas. Desde que descubrí esta forma, también muy saludable de comer, que no me agobio cuando voy muy pillada de tiempo.

¿Vosotros sois fans de las tortitas de arroz? yo las notaba siempre un poco insípidas, pero descubrí las que son de la marca del Granero Integral y es alucinante el sabor que tienen. ¡Me encantan!

Un abrazo a todos los lectores y recordad que podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales ¡me encanta verlas!

Vero.
@embellecethe.

viernes, 23 de enero de 2015

Haricot con Aguacate y Tomates Secos

¡Hola a todos!

Hoy os traigo un nuevo “hummus”, uno de los que tenía muchísimas ganas de hacer pero me parecía que estaba tan explotado que quería darle una vueltecita.

Normalmente la gente hace el hummus (garbanzo de base) con aguacate, siguiendo la recetra tradicional del hummus, sin más. A mi me apetecía darle un ligero toque personal y además cambiar la legumbre.

Al final os presento esta crema de alubias y aguacate, a la que bautizo como "haricot" (alubia en francés), sin comino para mantener el protagonismo del aguacate, con un topping de tomate seco y rociado con su aceitito, que es taaaaaan sabroso. La combinación de ambos sabores es genial y sé que os encantará.

¡Vamos a por la receta!



2-3 RACIONES

Ingredientes

200 gr de alubias blancas cocidas
1 aguacate maduro en su punto
1 cucharada de tahin
1 diente de ajo
2 cucharadas de zumo de limón natural
Pimienta a go-gó
Sal

Topping:
3 tomates secos ya hidratados y en aceite. Los venden en botecitos en el súpermercado o en vuestros mercados municipales en la sección de salazones.

Preparación

- Enjuagar bien las alubias blancas si las usáis de bote. Escurrir bien.

- Añadir todos los ingredientes salvo los del topping en un blol grande y triturar con la ayuda de una miniprimer hasta conseguir una textura homogénea y fina.


- En un vasito, colocar los tres tomates secos y con unas tijeras los picaremos bien picaditos.

- Espolvorear el tomate seco por encima del hummus que habremos emplatado haciendo surcos con la misma cuchara.

- Rociar con el aceite de los mismos tomates.

¡Et voila!



Sencillo, rápido, relativamente barato y lo que más… ¡delicioso! Aquí en casa ha triunfado mucho ¡hasta se pasaba el dedo por el plato para repelar! :)

Os animo a hacer esta receta y a compartir vuestras fotos en vuestras redes sociales. Recordad etiquetarme para que no me lo pierda ^^

¡Un enorme abrazo a todos los lectores!

Vero.
@embellecethe

martes, 20 de enero de 2015

Salpicón Vegano

¡Hola a todos!

Hoy vuelvo a enseñaros una de las primeras entradas que escribí para “El Granero Integral”: una de mis tapas favoritas veganizada... ¡¡¡el salpicón!!!. Era una tapa que me volvía loca, con ese caldito súper sabroso y todo tan maceradito… ¡mmmmm! Me encantaba comerlo con papas a modo de cuchara. Es taaaaan delicioso ^^

Sé que algunos sabores son imposibles de reproducir, pero os puedo asegurar que esta versión que os traigo a continuación no tiene nada que envidiarle.

Un plato llenito de vitaminas, proteínas y minerales, perfecto para acompañar tus platos o tomarlo como tapita un domingo, con unas papitas y una cervecita al sol… buen plan, ¿no?



5 RACIONES

Ingredientes

½ pimiento rojo
½ pimiento verde
1 cebolla
10 champiñones
10 gr de algas “espagueti de mar” (de venta en supermercados ecológicos, marca "El Granero Integral")
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de sidra de manzana o de manzana
Sal del Himalaya

Preparación

- Cortar a daditos muy pequeños el pimiento rojo, el verde y media cebolla. Colocarlo en el tupper o recipiente en el que vayamos a conservar el salpicón.

-  Rallar la media cebolla restante encima de los daditos.

- Lavar y pelar los champiñones. Desechar los tronquitos y cortar a gajos.

- Añadir el alga hidratada previamente (media hora en agua a temperatura ambiente).


- Remover todo bien y echar sal, un buen chorro de aceite de oliva y otro buen chorro de vinagre de manzana. Las cantidades de estos tres últimos ingredientes van a gustos: hay a gente que le gusta más avinagradito, a otras más salado… simplemente es aliñar generosamente para que al final se haga un caldito.

- Dejar reposar y macerar durante 6 horas mínimo.


- Pasado ese tiempo… ¡a disfrutar!

¿Qué os parece? ¿Os tienta para una cervecita dominguera? Visualizadlo, agustito al sol, con las papitas y el salpicón.... ¡mmmm! #placeresdelavida

Espero que os haya gustado y os animéis a hacerla.

¡Un abrazo a todos los lectores!

Vero.
@embellecethe

viernes, 16 de enero de 2015

Tarta Sacher Vegana

¡Hola a todos!

hace ya tiempo que no os enseñaba una receta dulce y aprovecho para subir al blog esta delicia chocolateada que hice para la web de El Granero Integral.

¿Conocéis la Tarta Sacher? Si os soy sincera, hasta hace un par de años que no la conocía. Nunca me han llamado la atención las tartas muy chocolateadas pero gracias a un amigo la probé y me encantó. A quien le pase como a mi que el sabor del chocolate intenso no le gusta, que la pruebe. El toque de la mermelada de albaricoque le da un punto afrutado, distinguido, delicado... ¡la hace sublime!

Sé que la tarta Sacher se considera una de las tartas más pesadas, decadentes y deliciosas del mundo, pero os presento una receta aligerada al máximo, sin huevo ni leche, sin alcohol y con productos de origen ecológico ¿qué más se puede pedir? ¡Mucho más saludable!

¿Te animas a hacerla? ¡Espero que sí!  Pero ¡ojo! haz por quedar con amigos para compartirla o terminarás cachito a cachito con ella.

Vamos a ello.



6 RACIONES

Ingredientes

Para el bizcocho:
1 Yogur de soja ecológico
80 gr de harina de espelta de cultivo ecológico
135 gr de harina integral de trigo de cultivo ecológico
70 gr de aceite de oliva bio
150 gr de leche de soja eco
2 cucharadas de azúcar de caña sin refinar eco
2 cucharadas de cacao puro en polvo desgrasado bio
1 sobre de levadura química (impulsor)
pizca de sal

Para el relleno:
3 cucharadas de Mermelada de albaricoque de cultivo ecológico de El Granero Integral (la mejor que he probado)

Para la cobertura:
200gr de chocolate de postres (cualquiera que sea vegano)
5 cucharadas de leche de soja ecológica
1 cucharada de margarina

Preparación

- Precalentar el horno a 200ºC

- Mezclar el yogur de soja, el aceite, la leche y el azúcar en un bol y con la ayuda de una batidora de varillas manual, emulsionar bien.

- En otro bol mezclar los ingredientes secos: las dos harinas, la levadura química, el cacao y la pizca de sal.

- Con la ayuda de la batidora de varillas manual mezclamos bien todos los ingredientes removiendo enérgicamente para que no se formen grumos. La textura de la masa de este bizcocho tiende a ser menos fluida que uno normal, ya que la Tarta Sacher tiene un bizcocho de miga compacta y así tiene que quedar.

- Poner la masa en un molde de tarta de 20 centímetros de diámetro, previamente engrasado y enharinado, y hornear a 180ºC con el calor por arriba y por abajo durante 20 minutos o hasta que al hincarle un palillo, salga completamente limpio.

- Sacar del horno y dejar enfriar encima de una rejilla.

- Cuando esté frío, ayudándonos de un cuchillo bien afilado SIN SIERRA, cortaremos el bizcocho en dos capas, lo separaremos con cuidado de que no se nos parta la capa de arriba y untaremos la capa inferior con la mermelada de albaricoque. Volver a poner la tapa superior y reservar.

- Para hacer la cobertura, en un cazo añadiremos el chocolate para postres partido en trocitos pequeños, la leche de soja y la margarina. Removeremos constantemente los ingredientes a fuego bajo para que no se quemen hasta lograr una crema homogénea.

- Colocaremos el bizcocho de nuevo encima de la rejilla que dispondremos sobre una superficie limpia cubierta con papel de aluminio o papel film. Pondremos el cazo con la cobertura recién hecha en el centro del bizcocho y dejaremos caer todo el contenido, que se deslizará homogéneamente por el bizcocho cubriéndolo. Si se endurece pronto porque hace mucho frío, ayúdate de una espátula o lengua de gato para distribuir bien la cobertura.

- Llevar al frigorífico para que endurezca y… ¡rechupetear los restos de chocolate que han caído de la rejilla!

- En 10 minutos la cobertura estará más durita, pero es recomendable que se haga esta tarta de un día para otro, ya que así se le da tiempo al bizcocho para que absorba bien la mermelada y quede más compacto.

¡Y listo! 

Solo quedará servir. Tradicionalmente se sirve una porción acompañada con un poquito de nata (vegetal) montada y un vaso de agua. A mi me gusta mucho tomarla sola acompañada de un capuccino.

Consejo: sacar la tarta del frigorífico unos 20 minutos antes de servir para que la cobertura se pueda cortar sin problemas.

Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerla.


¡Un abrazo a todos los lectores!

Vero.

@embellecethe

martes, 13 de enero de 2015

Hummus con Espinacas al Pedro Ximenez

¡Hola a todos!

Esta semana os traigo una de esas recetas que son "idas de olla culinaria" y que al final salen genial. Tenía la idea rondándome la cabeza hacía tiempo y no dudé en llevarla a la práctica.

¡¡¡Mezclar hummus con cosas!!! ¿Locura? ¿Acierto? La verdad es que no tenía ni idea, pero me puse a ello. Lo genial y maravilloso es que salió bien el invento (¡oleeeee!) estaba bueno y además tenía un toquecito especial gracias al topping y el Pedro Ximenez que lo hacen ideal para cenas donde quieres sorprender a tus comensales.

Esta receta esta triple más buena de un día para otro, así que si la necesitáis mañana, hacedla hoy.

¡Vamos al lío!




Ingredientes

5 ch bien colmadas Hummus casero (cantidad al gusto)
100 gr de espinacas
1/2 cebolla
15 pasas
1 ch de piñones
1 ch de Reducido de Pedro Ximenez
Aceite de oliva

Elaboración

- En una sartén antiadherente con un poquito de aceite y sal, saltearemos la media cebolla que previamente habremos cortado a daditos muuuuuy pequeñitos.

- Cuando esté bien doradita, añadiremos en crudo las espinacas que previamente habremos picoteafos con las tijeras para que los trozos de hoja fueran pequeñitos (no picar).

- Cuando esté cocida, apsgar el fuego y reservar.

- En un vaso añadir el agua caliente y la cucharada de reducido de Pedro Ximenez. Diluir y añadir las pasas para que se hidraten.

- Mientras, tostaremos los piñones en una sartén hasta que estén doraditos.

- Cuando lo tenemos todo preparado, mezclaremos el hummus con el salteado de cebolla y espinacas hasta que se forme una masa homogénea.



- Emplatar con la ayuda de una cuchara, formando hoyitos y distribuir las pasas y los piñones como topping.

- Añadir un hilito de aceite de oliva y sal. 

- Paso estrella: añadir por encima a cucharadas (al gusto, no es cuestión de encharcar) el diluido de Pedro Ximenez que hemos usado para hidratar las pasas. Si os gusta mucho el reducido, podéis añadirlo como topping sin diluir ^^

- Dejar reposar al menos 12h en la nevera.



¿Qué os parece la idea? A mi me sorprendió el resultado y es taaaaan nutritivo, que dan ganas de hacerlo muy a menudo!!

Espero que os haya gustado la idea y que lo pongáis en práctica ¡me hará mucha ilusión ver vuestras fotos!

Un fuerte abrazo a todos.

Vero.
@embellecethe

sábado, 10 de enero de 2015

Patatas al Horno

¡Hola a todos!

Hoy os traigo esta receta suuuuuper facilita de como se han hecho en mi casa toda la vida las patatas al horno.

Los que me seguís en Instagram sabéis que he lanzado una especie de saga de "Básicos In Love" que trata sobre esas recetas súper básicas, que no tienen ningún misterio y que forman parte de mi cocina semanal.

En un principio pensaba que no tendría aceptación, pero viendo el resultado de la respuesta he pensado en escribir aquellas que tengan un poquito más de "chicha" como para hacer una entrada en el blog.

¡Ahí va la receta!


Ingredientes

Patatas
Margarina vegetal
Sal
Pimienta
Romero
Pimentón de la Vera

Elaboración

- Lavar las patatas y secarlas.

- Cortar las patatas por la mitad y con lanayuda de un cuchillo afilado y con punta, realizar cortes horizontales y verticales con la precaución de que el cuchillo no corte la piel.

- Abrir con la ayuda de los dedos la patata de tal forma que los cortes queden abiertos y con la ayuda de un cuchillo de punta redonda, untar la patata haciendo que la margarina entre bien en las endiduras.



- Añadir sal, pimienta y romero y llevarlas al horno a 200°C (calor arriba y abajo)  20-25 minutos, hasta que estén bien doraditas, y si lo deseas darle un toque de grill.



- Al sacarlas, espolvorear con pimentón de la Vera y servir.

Fácil, ¿verdad?

Estas patatas son un acompañamiento perfecto para cualquier plato o bien si las hacéis pequeñitas pueden ser una tapa muy apañadita acompañada de un poquito de ajonesa vegana.

Espero que os animéis a hacerlas... ¡Y me las enseñeis! Jejeje me encanta cuando me mostráis vuestros platos, enserio ¡me alegráis el día!

¡Un abrazo a todos los lectores!

Vero.
@embellecethe

lunes, 5 de enero de 2015

Tallarines de arroz "Pad Thai" veganos

¡Hola a todos!

Primero que nada... ¡Feliz Año Nuevo! Os deseo de corazón que este 2015 esté cargadito de cosas buenas, mucha salud, grandes sonrisas y muuuuchos abrazos sinceros.

Hoy, tal como os prometí en las redes sociales, hoy os escribo la receta de estos tallarines de arroz con una salsa que imita a la salsa "Pad Thai" original, pero obviamente sin pescado.

Os enseño una forma muy fácil de hacer este plato, ya que yo evito el pado de hervir la pasta aparte y aprovecho para hervirla en la sartén con todo el juguito de las verduritas.

El paso a paso es muy parecido al de los Noodles Udon con Verduras Salteadas que hace un tiempo colgué aquí rn el blog. Os recomiendo visitar la entrada si os gusta este tipo de comida.

¡Vamos a la receta!



Ingredientes:

Para 2 personas
100 gr de tallarines de arroz (de venta en grandes supermercados)
1/2 calabacín
2 tiras de pimiento verde
2 tiras de pimiento rojo
1/2 cebolla
1 puñado de champiñones
Sésamo tostado
1 puñado de Cacahuetes tostados
1 chdta de Aceite de sésamo
1 pizca de Jengibre molido
1 ch de Sirope de ágave
1 ch de vinagre de arroz (si no tenéis, de manzana también sirve)
40ml salsa de soja

Elaboración

- Prepararemos las verduras cortándolas todas a daditos. En una sartén antiadherente, saltearemos las verduras hasta que estén doraditas. Retirar las verduras de la sarten (qué no quede ningún resto) y reservar.

- Añadiremos la pasta en crudo a la sartén y cubriremos de agua, subiendo el fuego para que comience a hervir. Si la pasta abulta mucho, mejor romperla un poco para no pasarnos de agua.

- Cuando empiece a hervir, añadiremos la salsa de soja, la pizca de jengibre molido, la cucharadita de aceite de sésamo, el vinagre y el sirope de ágave. Herviremos hasta reducir el agua a una salsa. Si ves que la pasta se ha quedado al dente, añade un poco más de agua y sigue cociendo, hasta volver a reducir.

- Emplatar: pondremos en la base del plato los tallarines y como topping las verduras, espolvoreando un poco de sésamo para decorar y los cachuetes tostados, que habremos pasado por la sartén previamente para dorarlos.

¡Et voilà!

Sencillo, rápido y muy barato. Os recomiendo animaros a hacer la pasta de esta forma: veréis qué fácil es y ¡ensucias un cacharro menos! Jejjeje

¡Os mando un abrazo enorme!

Vero.
@embellecethe