martes, 22 de diciembre de 2015

Crackers de Trigo Sarraceno y Zanahoria

¡Hola a todos!

Cuando hice por primera vez la cura de 15 días de la Dieta Alcalina, era muy muy muy difícil encontrar elaboraciones con trigo sarraceno. Solo encontré las Biotostadas de El Granero Integral 100% de trigo sarraceno, pero la verdad... ¡no llenan nada! son suuuuper ligeras y al final te quedas con la sensación de haber comido aire.

Hoy os quiero enseñar una receta que además de ser 100% alcalina y sin gluten, está deliciosa y es muy, muy, muy fácil de hacer. 

Ahora que vienen estas cenas de Navidad, ¿porqué no sacar estos crackers como alternativa?

¡Vamos con la receta!




Ingredientes

170 gr de harina de trigo sarraceno o trigo sarraceno activado
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
200 ml de agua
2 cucharadas de semillas de girasol
3 cucharadas de sésamo
8 cucharadas de pulpa de zanahoria (resto del extractor de zumos - podéis rallar zanahoria)
Sal del himalaya

Elaboración

- Mezclar el agua y el aceite en un bol. Remover hasta emulsionar y añadir poco a poco, sin dejar de remover, toda la harina de trigo sarraceno.

- Integrarla bien con la ayuda de la batidora de varillas. Añadir la pulpa de la zanahoria y las semillas, un poco de sal, e integrar.

- Una vez ya bien removido y con textura homogénea, la extenderemos sobre un papel de horno en todo lo ancho de la bandeja. Para extenderlo bien nos ayudaremos con una lengua de gato y procuraremos que tenga el mismo espesor en toda su superficie.

- Una vez bien extendido, con un cuchillo o un cortador de pizzas, haremos cortes  a la masa para determinar las dimensiones deseadas del cracker. Los podéis hacer cuadraditos, rectangulares, palitos...

- El horno estará precalentado a 220ºC y al meterlo a altura media, con calor por arriba y por abajo, bajaremos la temperatura a 180ºC

- Lo hornearemos durante 30-40 minutos, hasta que veamos que el color de la masa se oscurece y empieza a secarse.



- Cuando ya estén, los sacamos del horno y los ponemos encima de una rejilla para que se enfríen.

¡Y listo! Ya tenemos nuestros crackers de trigo sarraceno y zanahoria listos para dippear, para tostadas o bien para llevárnoslo de snack fuera de casa.




Os animo a hacerlos ¡están muy muy buenos! y la verdad es que enganchan ^^

Duran 4 días fuera de la nevera, y en la nevera más de dos semanas. Podéis tostarlos en la tostadora para que vuelvan a estar crujientes y quedan como recién hechos.

Un abrazo a todos los lectores, gracias por pasaros y... ¡¡¡Feliz Navidad!!!

Con cariño,
Vero.
@embellecethe.



lunes, 7 de diciembre de 2015

Crema Crudivegana de Papaya

¡Hola a todos!

Hoy os enseño a hacer una crema crudivegana de papaya con la ayuda del Slow Juicer MJ-L500 de Panasonic. Dado que en la entrada anterior observé que al trabajar con la guayaba no desechaba fruta como me pasaba con la licuadora de cabezal de corte, enseguida me vino a la cabeza hacer una crema crudivegana con papaya.

La papaya es la fruta más alcalina que existe, con un sabor muy especial que combina perfectamente con la naranja y la zanahoria. En esta receta se mantiene el equilibrio alcalino con la combinación de ingredientes, consiguiendo un sabor exclusivo y sorprendente. ¡Yo misma me sorprendí! 

Gracias al Slow Juicer se consigue una textura fina de puré perfecta para tomar con cuchara. 



¿Os apetece saber qué lleva?

¡Vamos con la receta!



4-5 PERSONAS

INGREDIENTES

1 papaya mediana
2 naranjas
3 zanahorias
1 manzana golden
1/2 hinojo grande
1 trocito pequeño de jengibre
1 trocito pequeño de cúrcuma fresca
Semillas de chía
Semillas de cáñamo
Semillas de girasol
Reducido de Pedro Ximenez

ELABORACION

- Preparamos los ingredientes: pelamos la papaya, le quitamos las pepitas y la hacemos a trocitos; pelamos las dos naranjas y las troceamos; pelamos la manzana y la troceamos; le quitamos la parte verde al hinojo y lo troceamos; pelamos las zanahorias y las troceamos.

- Conectamos nuestro Slow Juicer a la corriente eléctrica, le damos al "ON" y vamos añadiendo todos los ingredientes. Os recomiendo que, tanto el jengibre como la cúrcuma la intercaléis entre la fruta y la verdura.

- Una vez todo el jugo extraído, solo queda emplatar, decorar con las semillas y rociar con reducido de Pedro Ximenez.



¡Y listo!

Muy muy fácil. El resultado es delicioso, ligero, nutritivo y gracias a combinar fruta, verdura y semillas conseguimos que el plato sea completo.

Podéis haceros esta crema y llevárosla a trabajar, ya que al tratarse de extracción lenta y no tener apenas contacto con el oxígeno, no oxida con las horas y mantiene el sabor

Espero que os haya gustado la entrada y que os animéis a probar esta crema crudivegana. ¡Os la terminaréis toda! 

Como valoración final del Slow Juicer MJ-L500 de Panasonic deciros que lo considero un muy buen producto. Se nota mucho la diferencia con la extractora de cabezal de corte: es menos ruidosa, igual de rápida, más eficiente porque no desecha tanta fruta y sobretodo y lo más importante, que nos asefura un mejor contenido nutricional en nuestras preparaciones. 

¡Un saludo a todos los lectores!

Vero.
@embellecethe.

martes, 17 de noviembre de 2015

DIETA ALCALINA - EJEMPLO DE COMIDA (2)

¡Hola a todos!

Hoy vengo a enseñaros una nueva propuesta de comida y explicaros un poco como hice yo para llevar la dieta lo mejor posible.

En el post de "Dieta Alcalina" os dejé unas tablas de alimentos que fueron las que yo seguí en su día, pero, realmente es muy difícil encontrar productos como pan de germinado, pan sin gluten y sin levadura, etc... por tanto, lo que yo hacía era hacer una relación, que puede que no sea acertada, pero luego veía en mis medidas de pH que no me alteraba.

La relación era la siguiente: si la espelta está permitida, el pan de espelta hecho de la forma más natural posible puede ser apto. Cogía, lo probaba, al día siguiente veía la evolución de mi pH y como no se alteraba, lo daba como bueno.

Así también por ejemplo con el coco. El coco está permitido, por tanto, la leche de coco también, el aceite de coco y el azúcar de coco. Todo es probar y ver como varía vuestro pH, y así ir tomando nota de los alimentos que os van bien.

En esta propuesta de comida, os enseño a hacer dos platos: una "Crema de Coliflor y Calabaza con contraste dulce salado" y una "Ensalada Alcalina de Tres Colores con Olivada".

Con la aceituna hice el mismo razonamiento: el aceite de oliva se permite, pues un poco de aceituna machacada no me alterará el pH.

Obviamente es ir jugando con las cantidades de estas "pruebas", y si estás en cura de 15 días, limitarlas a un 1%, que puede ser considerado despreciable.


Una costumbre que adopté y que es maravillosa es alcalinizar nuestra agua con un poco de limón natural exprimido para acompañar nuestras comidas: es un pequeño gesto que suma ^^

¡Vamos con las recetas!

Crema de Coliflor y Calabaza con Contraste

Ingredientes

1/2 coliflor pequeña
1/3 de calabaza cacahuete
1 chirivía pequeña
1 litro de agua
Sirope de Ágave
Aceite de Sésamo
Pimienta
Sal del Himalaya

Elaboración

- Trocear todos los ingredientes y hervirlos durante 20 minutos a fuego medio.
- Triturar bien hasta textura homogénea.
- Para emplatar añadir un chorrito de sirope de ágave (no remover), unas gotitas de aceite de sésamo y espolvorear sal y pimienta.


¡Esta crema está brutal! y desde aquí le doy las gracias a esta chica que vino al súper a comprar los ingredientes porque la había probado en un restaurante y le alucinaba. ¡¡Gracias si me lees!! El contraste del sirope de agave es una pasada! 

Ensalada de Tres Colores con Olivada

Ingredientes

Lechuga Maravilla
Col lombarda
Zanahoria
Semillas de Girasol
Aceitunas negras trituradas
Aceite de Oliva
Vinagre de Sidra de Manzana

Elaboración

- Lavar y cortar los ingredientes: la lechuga y la col lombarda bien finita, rallar la zanahoria y triturar las aceitunas.
- Emplatar la ensalada con todos los ingredientes y aliñar al gusto.


Cuanto más crudo comamos en nuestra Dieta Alcalina, sea en la fase de cura de 15 días o bien en mantenimiento, mejor. El poder depurativo, enzimático, vitamínico y nutritivo del crudo es incomparable a cualquier proceso, por muy saludable que sea :-)

¿Qué os parece? ¿Os gusta la propuesta? Espero que con estas entradas vayáis viendo que no es taaaaaan difícil. Solo es cuestión de motivación y 15 días de vuestra vida ;-)

¡Un abrazo a todos los lectores! gracias por pasaros.

Con cariño,

Vero.
@embellecethe

martes, 10 de noviembre de 2015

Slow Antiox - Extracción lenta

¡Hola a todos!

Tal como os comenté, sigo probando el Slow Juicer MJ-L500 de Panasonic,  y esta vez quería ponerlo a prueba con frutas con textura carnosa y babosa, para ver qué tal se portaba.


Con mi anterior licuadora de corte, era totalmente imposible sacar zumo de un mango ¡se iba todo a la pulpa y apenas le daba sabor al licuado! En este caso, he utilizado la guayaba que tiene una textura similar, y deciros que... ¡ha pasado la prueba requetebién! La pulpa del desecho estaba completamente seca y el resultado ha sido de 400 ml de extracción con los ingredientes elegidos ¡una maravilla!

Me apetecía muchísimo hacer una combinación antioxidante, ya que, una de las preocupaciones que más recibo por las redes sociales es que cómo se puede tener una piel bonita y luminosa. Tener una buena dieta rica en frutas y verduras es crucial para mantenerte bonita tanto por fuera como por dentro, pero darle un chute antioxidante de vez en cuando es también muy conveniente.




Ingredientes:

3 guayabas: La guayaba es una fruta tropical que contiene una cantidad de antioxidantes supererior a cualquier cítrico. El fruto está maduro cuando su cáscara está amarillenta y su sabor es una mezcla de dulce y ácido. Bajo en calorías, bajo en grasas, rico en fibra y nos aporta una buena cantidad de vitamina C y provitamina A.

1 granada: Rica en fibra, vitamina C, vitamina A, vitamina B9, potasio, fosforo, magnesio, selenio, zinc, cobre, hierro... ¡una pasada!

1 manzana golden verde: Rica en fibra, vitamina A, vitamina B6, Vitamina C y vitamina E.

Por tanto, jugando con estos tres ingredientes, nos hacemos un maravilloso cocktail antioxidante para nuestro organismo.


Elaboración:

- Pelar la guayaba, y sin quitarle las semillas, cortarla a trocitos. 
- Desgranar la granada y cortar a trozos la manzana.
- Añadir poco a poco los ingredientes en el extractor y en menos de un minuto tenemos nuestro zumo antioxidante listo para tomar.


Contaros además que me sigue encantando el Slow Juicer MJ-L500 de Panasonic. Me encanta por su eficacia, por su rapidez y por lo fácil que me resulta el montaje y desmontaje, la limpieza... ¡está todo muy bien pensado! Además, el detalle de que tenga un pequeño taponcito al final de la boquilla de salida para el control del goteo... ¡me encanta!. Teminas, cierras, y no te encuentras luego un charquito de zumo encima de la encimera ¡muy bien pensado!


¿Que os parece? Mirad el resultado. Han sido 400 ml de zumo que parece batido, con una textura fina y densa ¡no le ha restado textura a la guayaba! ¡Olé! 


Me ha sorprendido muchísimo y cada vez sigo más convencida de que realmente es muy buen producto.

Espero que os guste la receta y que sigáis sacando buenas conclusiones de este maravilloso pequeño electrodoméstico. ¡Yo os lo recomiendo mucho!

¡Muchas gracias a todos los lectores!

Con cariño,
Vero.
@embellecethe.


lunes, 9 de noviembre de 2015

Zumo Detox con Chlorella y Espirulina

¡Hola a todos!

Hoy añado una entrada más al blog con la intención de mostraros un zumo que a mi personalmente me ha "iluminado" con esto de los zumos desintoxicantes

Un zumo "Detox" esta elaborados principalmente de vegetales amargos de hoja verde y de frutas ácidas, con todo el objetivo de estimular nuestras vías de excreción y ayudar a que éstas eliminen un número mayor de toxinas.

Es interesante tomarlo en ayunas y darle un tiempo de acción. Por ejemplo, éste,  lo tomé en el desayuno y ya hasta el almuerzo no ingeri nada.

¿Por qué ponerle espirulina y chlorella? Por darle un punto extra desintoxicante. La "chlorella" es un maravilloso depurativo hepático mientras que la "espulina" aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y proteínas extra.

Desde aquí, doy gracias a Iswari Superalimentos España por haberme enseñado esta maravillosa receta y por confiar en el perfil de Embellecethe para divulgar la importancia y gran calidad que tienen sus productos.

¡Vamos con la receta!


Para 400ml de zumo:

1/2 rama de apio
1 limón mediano
2 manzanas Golden verdes
1 trocito de 1cm de jengibre fresco
1chta de chlorella 
1chta de espirulina




Elaboración 

- Lavar bien todos los ingredientes y trocearlos con piel (limón incluido). Con vuestro extractor de zumos, obtendremos el zumo al que le añadiremos seguidamente las algas.
- Remover bien para que no se formen grumos y ¡a disfrutar!

De verdad, sé que la pinta no es nada apetitosa, pero el resultado es sorprendente y darle ese aporte desintoxicante a nuestro cuerpo, al menos una vez a la semana, está muy requetebien.

¿Os animáis a probarlo? Espero que siiii!

Un abrazo a todos los lectores y muchas gracias por vuestro tiempo 😊

Con cariño,
Vero.
@embellecethe

martes, 3 de noviembre de 2015

DIETA ALCALINA - EJEMPLO DE COMIDA

¡Hola a todos!

Una de las dudas que más me plantean por las redes sociales cuando suelo hablar de la Dieta Alcalina, es: "vale, tenemos la tabla de alimentos, pero... ¿como los comemos?".

Es verdad que enfrentarse a hacer la Dieta Alcalina sin un menú preconcebido es una odisea. Hay muchos alimentos que consideramos cruciales en nuestra dieta que de repente tenemos que prescindir de ellos, y el "¿y ahora qué?" se nos presenta a modo de sello en toda la frente, bloqueándonos y quedándonos sin saber muy bien qué hacer.

A mi también me pasó. Es totalmente normal. Pero dado que ya he pasado ese trago y que además me dedico a esto de crear recetas, os voy a dejar a continuación un ejemplo de comida 100% alcalina.

Nuestro menú de hoy es:

Ensalada de Puerros Hervidos con Semillas de Girasol Tostadas
Crema de Zanahoria y Cúrcuma, con toque de curry, aceite de oliva virgen extra en crudo y semillas.
Agua con una rodaja de limón.
Postre (opcional): Te verde y dos trozos de coco fresco.



Es muy sencillo de hacer, y lo ideal es hacerse para dos o tres veces, así tenemos juego con estos platos durante la semana.

3 RACIONES

Ensalada de Puerros


Ingredientes

8 puerros
Aceite de Oliva Virgen Extra de Primera Prensión en Frío
Vinagre de Sidra de Manzana (no el de manzana, que es derivado de este).
Sal del Himalaya y Pimienta
1 cucharada de Semillas de Girasol

Elaboración:

- Cortar las raíces de cada puerro y eliminar la primera capa. 
- Cortar a trozos de dos o tres dedos de largos y enjuagar.
- Llevaremos a ebullición una olla grande con bastante agua y añadiremos los puerros y un poquito de sal.
- En 15 minutos los puerros estarán hervidos y sabremos que lo están cuando los pinchemos con un cuchillo y entre fácil.
- Apagar el fuego y colar. Dejar enfriar.
- En una sartén, tostaremos las semillas de girasol con apenas unas gotitas de aceite.
- Para emplatar, poner una ración de puerros, rociar con aceite de oliva, un poco de vinagre, sal, pimienta y las semillas por encima.


Crema de Zanahoria y Cúrcuma


Ingredientes
1 litro de agua embotellada.
500 gr de Zanahorias ecológicas
1/2 cebolla grande
1 patata mediana
1 trozo de 2 centímetros de cúrcuma fresca (ó 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo)
Aceite de Oliva Virgen Extra de Primera Prensión en Frío
Curry
Sal del Himalaya
Pimienta
Semillas: semillas de girasol, lino, sésamo, de calabaza... ¡al gusto!

Elaboración

- Pelamos y cortamos las zanahorias a rodajas pequeñas. Es la verdura que más cuesta de cocer y cuanto más pequeñas las hagamos, más adelantaremos la cocción final.
- Pelamos y cortamos a gajos la media cebolla.
- Pelamos y cortamos en 6 trozos la patata mediana.
- Pelamos el trocito de cúrcuma.
- Añadiremos todos los ingredientes en una olla grande con un litro de agua. Llevaremos a ebullición. En 20 minutos tendremos los ingredientes hervidos.
- Apagar el fuego y dejar templar para que el calor no estropee las hojas de la batidora.
- Añadir todo el contenido en una batidora de vaso y batir hasta textura bien fina. Si no tenéis batidora de vaso, con una de brazo os podéis apañar. Simplemente teniendo más paciencia y triturando más tiempo para conseguir la textura.
- Para emplatar, añadir en un cuenco la crema de zanahoria, un chorrito de aceite de oliva en crudo, dar un toque de curry y añadir la semillas.

Una versión deliciosa de esta crema es añadirle un chorrito de leche de coco en lugar de aceite y cargarla bien de curry espolvoreado. Está deliciosa así y os da juego para no comeros todas las raciones que salgan del mismo modo.



¡Y listo! ya tenemos tres raciones de cada para jugar con ellas en la la semana. Tiene buena pinta, ¿verdad? Animaros a probar este menú, estoy segura de que os va a sorprender y de que romperá esa idea preconcebida de que los 15 días 100% van a ser un "peñazo" :-D

Un abrazo a todos los lectores y mucho ánimo a tí, que estás leyendo esta entrada porque necesitas hacer la dieta 100% por cuestiones de salud. ¡Verás que cambio!

Con cariño,
Vero
@embellecethe

viernes, 30 de octubre de 2015

Bio Restaurante Tarta de Zanahoria - Valencia

¡Hola a todos!


Hoy quiero hablaros del que, hoy por hoy y sin ninguna duda cuando me preguntan, es mi restaurante favorito de Valencia. Es mi favorito por muchos motivos y, con este post, tengo el placer absoluto de redactarlos.

El restaurante se llama "Tarta de Zanahoria" y está en la calle Pintor Salvador Abril, nº3 en el barrio de Ruzafa de Valencia. Es un restaurante muy chiquitin, con pocas mesas, luz ténue (de ahí la calidad de la fotografía) y muy buena vibra. Lo lleva Fani, una gran cocinera y una maravilla de persona ¡menuda curranta!. Todos los días, de lunes a viernes, de 14 a 16h, ofrece un menú de medio día vegano, con base macrobiótica y apto para celíacos, por tan solo 10€.


En cuanto entras, a la derecha encontrarás su cocina acristalada donde puedes ver perfectamente cómo cocina y los ingredientes que usa. Nada más entrar el olor es embriagador y ya empiezas a salivar.
Unos pocos metros más adelante tiene el mostrador y ya ya zona de "self service", cubiertos, platos y el termo con el té.

Os explico. El menú en Tarta de Zanahoria es el siguiente:

1. Ensaladas Self Service. Siempre hay tres diferentes, a elegir una o las que quieras. Te coges tu platito, los cubiertos y servilletas y te pones las que quieras al gusto.

2. Crema caliente de temporada. Es ARTE lo que hace esta mujer con las cremas. Sabores totalmente definidos, naturales, con textura deliciosa... Espero algún día hacer las cremas tan bien como ella ¡son una maravilla total!. Esto te lo sirve ella en el momento que ve que has terminado con las ensaladas o se lo pides tú.

3. Dos platos principales a elegir uno. Son una maravilla. Hay platos de cocina tradicional y platos que yo considero de cocina fusión, ya que mezcla sabores y texturas de varias cocinas consiguiendo un resultado maravilloso. Este plato también te lo sirve ella o puedes pedírselo tú cuando consideres.

4. Postre y té kukicha: a veces son tartas, a veces bizcochitos... Sí. Después de todo el festín parece que no va a poder entrar, pero pedidlo ¡son buenísimos! El té kukicha es self service y lo puedes tomar cuando tú quieras. A mi personalmente me encanta cogerlo para tomarlo durante la comida ^^.

Durante el servicio, puedes esperar a que ella te retire el plato o colaborar tú a retirártelo y llevarlo a la zona de retirada: una pequeña estantería en la que se dejan los platos habiendo antes vaciado su contenido (si ha quedado algo) en la basura que hay a los pies.

Os dejo aquí un par de ejemplos, correspondientes a dos de las cinco veces que he ido a comer a este maravilloso restaurante.

Este día había:
De ensaladas: de quinoa, agridulce de col y de lechuga con olivada.
De crema: creo que era de acelgas o espinacas, aunque a mi me venía un sabor a ortiga delicioso.
De principales: makis veganos o wrap de seitán caramelizado con salsa de mandarina (increibles)
De postre: cheese cake vegano a base de tofu.



Y en este otro, había:
De ensaladas: de lechuga con tomate de la huerta, de judias verdes y de col agridulce.
De crema: de tomate con zanahoria y remolacha. ¡Aún salivo recordando el sabor de esta crema!
De principales: croquetón de trigo sarraceno con salsa de tomate y tacos mejicanos.
De postre: tarta de chocolate vegana.


¿Que os parece? Una maravilla, ¿verdad?

Fani todos los días cuelga el menú que va a ofrecer en su página de Facebook "Bio Restaurante Tarta de Zanahoria". Solo da comidas y os recomiendo reservar si vais a ir.

Siempre que describo "Tarta de Zanahoria" a quien me pregunta por mi restaurante favorito, lo hago catalogando su cocina como una cocina natural, respetuosa con los sabores de la tierra, respetuosa con sus propiedades nutricionales y sobretodo muy consciente. La armonía que se respira allí dentro entra en consonancia y resona perfectamente con el estilo de cocina. Es totalmente perfecto para mi que adoro estos pequeños sitios con encanto, donde el buen hacer y la buena vibra rebosan por todos los costados.

Os lo recomiendo 300%. ¡O un millón! :-)

Si lo has probado o lo pruebas a raíz de leer este post, me encantaría que en comentarios me relataras tu experiencia con "Tarta de Zanahoria" que, seguro, seguro que es muy muy positiva.

Un gran abrazo a todos los lectores, muchas gracias por pasaros.

Vero.
@embellecethe.


martes, 27 de octubre de 2015

Curry de Seitán Especiado y Verduras - Reto "Directo al Súper"

¡Hola a todos!

Hoy por fin os comparto uno de los retos propuestos por Miguel de TvBio. Como sabéis, actualmente colaboro en un programa de televisión digital, llamado "Directo al Súper" llevando la sección de "Tupper Sano", y una de las propuestas que tenemos todos los colaboradores es hacer las recetas de nuestros compañeros con el objetivo principal de que veáis que son muy muy muy fáciles de hacer.

En esta ocasión, el primer reto era hacer el "Seitán Especiado con Curry de Verduras a la Horchata" de mi querida Mª Cristina, de "La Cocina Vegetariana de MªCristina", una mujer fántástica que lleva una alimentación vegetariana desde hace muuuuchos años y que demuestra que es perfectamente viable adaptar la cocina de toda la vida a las actuales filosofías alimentarias.

La receta original de MªCristina os la dejo directamente aquí, para que podáis ver el paso a paso:


En mi receta, hay algunos cambios dándole mi toque personal pero manteniendo la esencia de la receta original. Simplemente he cambiado la horchata por bebida de almendra, los piñones por semillas de girasol y el cilantro por perejil, siempre intentando equilibrar la balanza hacia la alcalinidad.

¡Vamos a ello!



2 PERSONAS

Ingredientes:

Para el macerar el seitán:
1 bola de Seitán de Espelta (menos ácido que el de trigo)
4 cucharadas de salsa de tomate (natural mejor que frito)
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
1 cucharadita de cúrcuma en polvo
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de cominos
1/2 cucharadita de semillas de coliandro
3-4 granos de cardamomo
Toque de pimienta

Para el verdeo:
6 judías verdes planas
1 cebolla tierna y su tallo
1/4 de pimiento rojo
3 zanahorias pequeñas
2 dientes de ajo
1 trozo de jengibre fresco
1 cucharada de semillas de girasol crudas
1 ramita de perejil

Para la salsa:
150 ml de bebida de almendra natural
50 ml de agua filtrada y embotellada

Guarnición de arroz:
1 vaso de arroz basmati integral
2'5 vasos de agua filtrada o embotellada
Opcional: aromatizar mientras se hierve con cardamomo y clavo (dos de cada).

Elaboración:

- Primero que nada vamos a adobar el seitán. Ha de estar adobado al menos una hora antes de empezar, pero yo lo hice en el mismo momento (adobó mientras hacía la receta) y salió muy bueno.

- Cortar el seitán en dados y ponerlos en un bol.

- Pondremos todas las especias (salvo el ajo) en una sartén a dorar, y simplemente, a fuego medio, haremos que se tuesten un poco. En el momento que empiecen a soltar su aroma, apagamos el fuego. Nota importante: si las especias las tenéis molidas, mejor. Yo las tenía en grano, las molí con mortero pero quedaron trocitos en la salsa. 

- Añadimos las especias al bol con el seitán, un chorrito de aceite de oliva y el diente de ajo machacado. Removeremos bien y dejaremos macerar.


- Ahora es momento de poner el arroz basmati a hervir, para que se haga mientras hacemos el curry de verduras. En un cazo, añadir en frío el agua, el arroz y las especias si queréis aromatizarlo, y llevarlo a hervir. Cuando empieza a hervir, bajar el fuego para que el hervor sea controlado.

- Preparamos las verduras: Cortamos en palitos cortos la zanahoria, en tiras las judías, a daditos el pimiento y la cebolla, el verdeo de la cebolla a trozos, laminamos los dos ajos y cortamos palitos chiquitines el jengibre.

- En una sartén con un poco de aceite y sal, iremos añadiendo por orden de dureza las verduras a saltear. Yo fui añadiendo los ingredientes de la lista en este orden: ajo, zanahoria, jengibre, semillas de girasol,  pimiento, judía y cebolla. Saltear e ir dejando tapadito en la sartén para que se vayan cociendo. La verdura no ha de terminar cocida blanducha, lo ideal es que quede al dente.

- Cuando vemos que ya empieza a estar la verdura, añadimos al bol del seitán la salsa de tomate, removemos bien y lo vertemos a la sartén.

- Añadimos un poco de aceite más si es necesario y removeremos para que se integren todos los ingredientes.

- Cocinaremos durante unos minutos y si vemos que el tomate se va consumiendo, vamos añadiendo los 50 ml de agua para que no se nos queme.

- Como el agua va a darle consistencia de salsita a la sartén, dejamos a fuego medio que burbujee hasta que la salsa se espese.

- En ese momento, añadimos la bebida de almendra, removemos bien y volvemos a dejar que burbujee hasta que la reducción de la salsa sea la ideal para mezclar con el arroz.


- ¡Ojo! No nos olvidemos del arroz. Tenemos que ir vigilando. Para un basmati en su punto, lo que yo hago es ver cuando queda muy poco para que se consuma el agua. En ese momento, apago el fuego, tapo el cazo y dejo que se termine de cocer con su propio vapor. ¡Así sale perfecto!

- En cuanto la consistencia de la salsa del seitán sea de nuestro agrado, añadiremos el perejil picadito y removeremos bien. Apagamos el fuego. No hace falta cocinarlo, con el propio calor de la receta el perejil soltará su aroma.

¡Y listo! Ahora a emplatar. Mi sugerencia de presentación es esta: un pequeño timbal de arroz junto a una buena ración del curry de seitán. ¿Que os parece? ¿Os gusta?


Espero que os haya motivado hacer esta receta y que si la hacéis, nos lo enseñéis por las redes sociales a través del hastag #retodirectoalsuper ¡¡Nos encantará ver vuestras recetas!! 

Un abrazo a todos los lectores y muchas gracias por pasaros.

Con cariño,
Vero.
@embellecethe.