martes, 25 de noviembre de 2014

Coca de Pinyonets - Dulce Navideño

¡Hola a todos!

¡Mammmma mía! Ya dentro de nada estamos en Navidad... ¡como pasa el tiempo! ¡¡¡2015 a la vuelta de la esquina!!! Ay madre... me hago vieja ^^

Tormentos aparte, hoy vengo a enseñaros uno de los dulces que más me gustan de Navidad. La verdad es que es un dulce que se puede tomar todo el año, pero en mi familia, concretamente mi Tia Clara (mujer todo terreno que ocupa la mitad de mi corazón) suele hacerla para servirla a trocitos pequeños cuando saca los bombones y los dulces en el momento del café/té las comidas de Navidad. 

¿Os apetece ver como se hace esta maravilla?



Ingredientes:

2 masas de hojaldre congeladas veganas
1 bote (520gr) de cabello de ángel en conserva (yo usé de la marca Hida)
1 bote (35 gr) de piñones, si tenéis más, mejor.
1 puñado de nueces troceadas(esto es opcional, normalmente no las lleva pero a mi... ¡es que me chiflan!
2 cucharadas de azúcar moreno
3 cucharadas de agua

Elaboración:

- Descongelar las dos planchas de masa de hojaldre sobre una superficie limpia. Añadir un poco de harina cuando las despleguemos, ya que de la humedad ambiental suelen mojarse y se nos podrían pegar.

- Cuando estén totalmente descongeladas, estirarlas de modo que abarquen el largo de la bandeja del horno: así nos saldrá más grande y repartiremos mejor el cabello de ángel. Os muestro a continuación una foto de como quedó la masa estirada con referencia a la inicial.


- Pinchar la masa para que no infle y repartir el bote de cabello de ángel homogéneamente por toda la superficie de la masa dejando un dedito libre en los bordes.

- Tapar con la otra masa, casándolas perfectamente y con la ayuda de los dedos, marcar los bordes y luego sellarlos dentando la masa con la ayuda de un tenedor.

- Pinchar la tapa con un tenedor para que no suba.

- En un cazo, poner al fuego el azúcar y el agua para que se deshagan y hacer un caramelo ligero. Removeremos constantemente vigilando que no se queme. Cuando esté totalmente deshecho el azúcar, apagaremos el fuego y añadiremos los frutos secos dentro mezclándolos.



- Verter la mezcla sobre la tapa y con la ayuda de un pincel de cocina, repartiremos bien los piñones y las nueces por toda la superficie, asegurándonos de que no queda ni un trocito de masa por pintar de caramelo.


- Meter en el horno que estará precalentado a 200ºC durante 20 minutos, a altura media. Si nos gustan los piñones y las nueces tostaditas, los últimos minutitos los haremos en grill.

- Sacar, dejar enfriar y cortar en cuadraditos.



¡Y listo!

¿Fácil verdad? Es un dulce, muuuuuy dulce, pero delicioso. Perfecto para llevar a donde nos inviten a comer o a cenar: quedas genial y apenas has invertido tiempo en hacerla.

Espero que os guste y que si os animáis a hacerlo me mostréis vuestras fotos por las redes sociales ¡me hace tanta ilusión! ^^

¡Un abrazo muy fuerte a todos los lectores!

Vero.
@embellecethe.


2 comentarios:

  1. Que rico!!! Y super fácil, no? Los piñones me recuerdan a mi infancia, cuando iba a casa de mis abuelos y cogíamos piñas para comer los piñones jeje Besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fácil, Esther! la verdad es que es un dulce con el que quedas bien siempre. Ayer llevé ese tupper que ves en la primera foto para que lo probaran mis compañeros, y no quedó ni un cuadradito! jejjejeje mira, ves! yo nunca los he comido directamente de las piñas ¡¡¡con lo que me gustan los piñones!!! deben de tener un sabor expectacular recién sacaditos. A mi los piñones siempre me han vuelto loca: mi madre los tenía que esconder porque si los dejaba en el cajón de las especias, había un ratoncito rubio que se los comía cuando menos se lo esperaba! jajajjaja ¡con lo caros que son! jajajaja Un beso cielete! Ya me cuentas si la haces ^^

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!