viernes, 3 de octubre de 2014

Horchata Ecológica Casera

¡Hola a todos!

Sí. Octubre y aquí la menda os trae como hacer horchata casera. Todo muy acorde, pero... ¿no dicen que nunca es tarde si la dicha es buena? :-)

Este es un amor del bueno. Del que no te falla. Nuestro amor comenzó cuando yo era un retaco y rechazaba la leche de vaca. Mi madre se llevaba las manos a la cabeza pensando que no crecería y me daba horchata a go-gó (casi 1'80 señores, la mujer se lo curró). ¡La tomaba incluso en invierno! Recuerdo llevarla al cole en una botellita pequeña de agua rellenada, y  a todos los niños mirarme raro al decirles que era horchata. ¡Aaaaaayyy! ¡¡Pero qué a gusto me la bebía!! Desde entonces hasta hoy dura nuestro amor: fiel, correspondido y muy, muy dulce ^^.

Jamás había hecho horchata casera porque pensaba que se necesitaría una trituradora muy potente rollo termomix o algún robot supersónico pulverizador para sacarle realmente todo su jugo. Dado que esta semana recibí mi pedido de verdura eco de www.lafaneca.net y había pedido chufas... ¿qué perdía por intentarlo? ¿lo mucho que podía pasar era que me cargara mi caca-miniprimer? Por el amor de mi vida... ¡¡corría el riesgo!! jajaja

En fin, chorradas aparte: con una picadora corriente se puede hacer horchata y vale muchísimo la pena hacerla casera. Su sabor es in-com-pa-ra-ble.

¿Queréis ver como lo hice?


Ingredientes:

La regla de oro es: multiplicar por cuatro la cantidad de chufas que le vamos a poner para obtener la cantidad de agua a añadir. Es decir:

- 250 gr de chufas
- 1 litro de agua bien fría (250x4)

La adición de azúcar como siempre es opcional, pero la verdad es que potencia muchísimo el sabor de la horchata. Recomiendo que vayáis añadiendo y probando hasta encontrar el punto de azúcar que os guste :-)

Procedimiento:

- Activar las chufas 24 h antes poniendo la cantidad deseada en remojo con agua filtrada o embotellada. Las chufas empezarán a absorber agua y aumentarán su tamaño. Se cambiará un par de veces el agua durante el tiempo que estén a remojo, enjuagando bien las chufas en cada cambio.


- Escurrir las chufas y ponerlas en la picadora. Yo usé el accesorio picador de una miniprimer "de toda la vida" y pudo con ellas. No pica tan fino como otros aparatos pero consigue hacer una horchatita bien rica.

- Picar hasta que esté finamente molido. Cuando ya vemos que la picadora no muele más, añadiremos un poco del agua que le corresponde y seguiremos batiendo. Se forma una pastita que poco a poco parece que se va haciendo más fina.

- Añadiremos lo que queda del litro de agua poco a poco y seguiremos batiendo a tandas. 

-  Cuando la hayamos añadido toda, batiremos a máxima potencia durante un par de minutos y listo.

- Con la ayuda de un colador chino, un colador de tela o una tela de algodón (ojo, lavada sin suavizante) colaremos la mezcla para quitarle toda la pulpa. Apretar bien el resto que queda para que salga toda la horchata... ¡no queremos desperdiciar ni una gotita! ^^

- Añadir azúcar si se desea y meter en la nevera para que se enfríe mucho.



¡Y ya está! Horchatita ecológica natural casera rica-rica para tomar cuando queramos. Dado que es natural total, aunque lleve azúcar que es un buen conservante, yo no me esperaría más de tres días para tomarla. 

¿Vosotros sois de tomar horchata todo el año? La verdad es que apetece muchísimo más en veranito, pero... ¡No podía esperar tanto tiempo para subir la entrada! jajaja

Un abrazo enorme a todos los lectores y que paséis un gran fin de semana!!

Vero.
@embellecethe.



2 comentarios:

  1. Me encanta la horchata, aunque creo que si la hiciera, le pondría algún edulcorante que no engorde tanto como el azúcar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amelia! Claro que sí, tu pon lo que tú consideres (es totalmente opcional como comento en el post). Ya solo con hacerla casera el cambio de sabor es tan brutal que hasta con edulcorante estará buena ^^

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!