martes, 29 de julio de 2014

Salsa estilo "Calabrese" ~ Inspiración restaurante Tagliatella

¡Hola a todos!

¿A quien no le gusta el restaurante "La Tagliatella"? He probado pocas franquicias de cocina italiana, pero me parece muchísimo mejor que el Ginnos a nivel de calidad de materia prima. 

Me enamoré de la salsa "Calabrese" en el momento que la olí. El plato desprendía un olor a cebollita, ajo, tomate seco y albahaca que era súmamente delicioso, y ya cuando la probé, la explosión de sabores en mi boca me hizo mirar pormenorizadamente el plato para identificar cada uno de los ingredientes. La hacía en casa sí o sí.

El resultado que os muestro no es igual que en el restaurante, pero es... ¡primo hermano! ^^ 

Es ideal para acompañar pasta, pero yo también la he usado para condimentar una ensalada acompañada de crema de vinagre de Módena. Está realmente esquisita ^^

¿Os apetece aprender a hacerla?



Ingredientes:

1 cebolla
6 tomates cherry variedad "kumato"
2 dientes de ajo
8-10 tomates secos previamente hidratados (15 min en agua caliente)
10 aceitunas verdes sin hueso
20 hojitas de albahaca fresca (si la tenéis de hoja grande, con 7 tendréis suficiente)
aceite de oliva
sal y pimienta

Preparación:

~ En una sartén antiadherente, saltear los dos dientes de ajo que previamente habremos laminado con un poquito de aceite y sal. Antes de que se tuesten, añadir la cebolla que habremos troceado a cuadraditos pequeños. Saltear hasta que esté doradita.

~ En este punto añadir el tomate cherry cortado en cuartos. Tapar hasta que veamos que la piel de tomate empieza a arrugarse.


~ Añadir el tomate seco cortado en tres trozos cada uno, las aceitunas cortadas a rodajas y las hojas de albahaca troceadas con los dedos (no usar cuchillo para no oxidar la hoja).

~ Remover muy bien, tapar un par de minutos y cuando veamos que la hoja de la albahaca torna a un color verde muy vivo, apagar el fuego.


~ Mantener tapado con la tapa de la sartén hasta que se enfrie, y posteriormente lo pondremos en un frasco de cristal, añadiremos aceite hasta 2/3 del volumen y taparemos para conservar.



¡Tan sencillo como esto! y el resultado es tan delicioso y versátil que vale la pena invertir los 15 minutejos que tardamos en hacerlo.

Os enseño los resultados con tagiatelle de trigo  y con ensalada de rúcula y canónigos:



Espero que os haya gustado ^^ 

Si la hacéis, compartid vuestras fotos en mis redes sociales: instagram, facebook y twitter ¡me hace muchísima ilusión!

¡Un abrazo a todos!
@embellecethe

viernes, 25 de julio de 2014

Pizza Tres Vegetales ~ o como morir de placer vegano

¡Hola a todos!

Hoy comparto con vosotros la receta de la pizza vegana más buena que he hecho hasta ahora. Si no fuera porque hay que comer variado, la comería a diario hasta que me saliese por las orejas ¡qué delicia! 

En este caso la masa es comprada. No sabéis la pereza que me da hacer masas caseras... eso de esperar una hora a que leve me mata ¡yo quiero mi pizza ya! jajajaja Desde que descubrí estas masas, son un must en mi congelador. Se trata de la masa extrafina que venden en packs de tres en los congelados de mercadona. Es finiiiiiisisisisiima y te aseguras que la pizza sea más ligera.

Señores y señoras, de veras, esta la tenéis que hacer. Cuando la hagáis y la probéis, me entenderéis. Es un pedacito de cielo en cada mordisco y encima de delicioso es: sano, vegano, barato y rápido de hacer.

¡Vamos allá!



Ingredientes:
1 base de pizza
tomate frito tipo "Orlando"
Ajo en polvo
Oregano seco
1/2 calabacín pequeño
1/2 berenjena pequeña
1/2 tomate pera
un puñado de setas picaditas
20 hojas de albahaca fresca (si tu planta es de las hojas grandotas, con 6-7 tendrás suficiente)
1/2 diente de ajo
aceite de oliva
sal y pimienta

Preparación:

~ Poner la base de la pizza sobre papel de horno o albal (si no os queda, como me pasó a mi) con un poco de harina espolvoreada en la base para que no se pegue.

~ Untar con generoso tomate frito. Pensad que la masa absorberá parte del tomate y si ponemos poquito se quedará muy seca. Sobre el tomate, espolvorearemos un poco de ajo en polvo y orégano. Este paso nunca falta en mis pizzas y es que le da a la salsa un toque muy especial #sonfantotaldelajo #semenota


~ Con la ayuda de una mandolina o con un chuchillo muy afilado, cortamos las lonchas de calabacín, berenjena y tomate, y las diponemos en la pizza cubriéndola, pero siempre sin "enterrar" completamente el vegetal que dejamos bajo.

~ Espolvorear las setas cortaditas y al horno, que habremos precalentado a 200ºC.


~ Dejamos hornear a 180ºC  unos 15 minutos y a partir de ese tiempo vamos mirando con tal de que no se queme. Yo siempre le doy un toque de grill de un minutejo para que las verduras cojan ese saborcito que tan buenas las hace.

~ Sacamos del horno y la ponemos sobre rejilla para que no sude la base y se nos quede blandurria.


~ ¡Y ahora viene lo más guay! ^^ Preparamos el majado de albahaca, aceite, ajo sal y pimienta, picando con unas tijeras las hojas de albahaca en un mortero. Luego añadimos el medio ajo, la sal y la pimienta al gusto y lo majamos hasta dejarlo bastante trituradito. Añadimos aceite de tal forma que se integre y que la proporción aceite/majado quede equilibrada.


~ Untar la pizza con la ayuda de una cucharita, distribuyendo todo el majado de forma uniforme.



¡Et voilà! Cortar la pizza y a ¡zampaaaaarrrr!

Esta pizza es perfecta para sorprender a aquellos que consideran que una pizza sin queso no es una pizza. Cuando acabas de comértela te das cuenta que no le hacía ninguna falta, ni queso fundido ni espolvoreado por encima. Así tal cual está perfecta.

Espero que os animéis a hacerla y que me lo contéis por las redes sociales ^^

Un abrazo a todos y ¡feliz fin de semana!
@embellecethe


martes, 22 de julio de 2014

Banana Ice Cream ~ Helado Sanote a base de Plátano

¡Hola a todos!

¿Cómo va ese veranito? El mío llenito de cosas nuevas y con poco tiempo para irme a la playa. No es que sea la más playera del mundo pero... ¿a quien no le devuelve la vida ver un atardecer o un amanecer bañándose en el mar? A mi sí... ^^

Como sabéis son fan aférrima de hacer los domingos dulces-dulces. Es el día en que me permito guarrear veganamente, pero guarrear lo que me dé la gana. Es un placer sensorial, me da mucha felicidad y también esta demostrado que un día de comida "libre" a la semana es muy bueno para nosotros.

En este caso, os quiero enseñar cómo me preparo helados a base de plátano congelado. Es táaaannn fácil que no sé como no me los he hecho antes. Os muestro dos opciones: una guarri para domingo dulce y otra para diario, si nos apetece un helado sanote.

¿Os apetece saber como hacerlo?



Ingredientes:

- Plátano y medio congelado (por ración)
- Topping: cerezas, oreos, dátiles, sirope de ágave, sirope de arce, caramelo, semillas, cacao... ¡imaginad y cread!

Procedimiento:

~ Congelar previamente los platanos, pelados y cortados a cachitos de dedo y medio de ancho. Yo compro plátanos para la semana, y cuando veo que se están quedando maduros y no me va a dar tiempo de consumirlos, los congelo en un tupper para hacer helado cuando me apetezca.

~ Sacar del congelador y, o bien lo dejáis descongelar unos 10 minutos al aire libre o le dáis un toque de microondas en la función de descongelar de un minuto. No se descongelan del todo (si se descongelara, ya no se podría hacer helado) y así la máquina picadora/trituradora sufre menos.

~ Triturar a máxima potencia hasta que el plátano adquiere una textura de "sandy".

Así ya está hecho el helado. Ahora os doy tres opciones para tomarlo.

1. Helado de Cerezas
Triturar todo el plátano y cuando esté, echar la mitad en el vaso que se vaya a servir. Con la otra mitad aun en la trituradora, añadir las cerezas deshuesadas y triturar. Colocar este triturado con cerezas sobre el triturado de plátano, añadir un poquito de sirope de ágave, una cereza para decorar y listo.


2. Helado de Platano con Dátiles.
El dátil está considerado el "caramelo" sano, y es que le dá un toque brutal de dulzor a todos los postres. Yo en este caso los puse de topping con sirope de ágave, pero lo suyo es triturarlos y hacer un sirope para echarlo generosamente sobre el helado.



3. Guarri-helado de Platano con Oreos y Caramelo
¡Toma ya! este es el helado guarro por excelencia. Triturando el plátano con oreos y dejando algunas rotas para el topping, acompañandolo con un chorrete de caramelo. ¡¡¡Vivaaaa!!!



Estas son las opciones para hacer un helado más sanote, a base de fruta con todos los nutrientes y vitaminas.

Espero que os encante y lo hagáis en casa ¡es tán facil y barato como tener plátanos congelados! ¡y un peligro de vicio total! jejeje

Un abrazo a todos,
@embellecethe

viernes, 18 de julio de 2014

Gazpacho de Sandía con Aceite de Hierbabuena

¡Hola a todos!

Hoy vengo con una receta de lo más refrescante, deliciosa y lo más importante ¡llenita de vitaminas y minerales!

El gazpacho de sandía hoy en día no es para nada una receta innovadora. Muchísima gente lo hace y cada maestrillo tiene su librillo, pero... los que lleváis tiempo siguiéndome sabéis lo que me encanta combinar el tomate con hierbabuena. ¡Es taaaannn delicioso! mis tostadas favoritas son de pan de semillas, tomate rallado, aceite de oliva, sal y hierbabuena a trocitos encima. Probadlo, enserio, está impresionante.

Además, sabía que la hierbabuena le iría genial a la sandía porque... ¿quien no se ha tomado un delicioso mojito de sandía este verano? es taaaaaannn deliciosa la combinación de la hierbabuena con la sandía que sabía que iba a casar bien.

¡Os dejo mi receta! Con las cantidades puestas sale gazpacho para dos personas.


Ingredientes:

1 tomate variedad "valenciano": su carne es más melosa y de sabor dulzón. Si no, sustituirlo por dos tomates pera.
1/3 de pepino
De 1/2 de cebolla coge la tercera parte, vamos un cachito pequeñito ^^
1 cortada longitudinal de sandía
1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada sopera de vinagre de manzana
sal y pimienta

Para el aceite de hierbabuena:
6 hojas de hierbabuena
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Tan sencillo como coger todos los ingredientes y ponerlos en la batidora de vaso o una trituradora potente (para que deje el gazpacho bien finito).


No es necesario añadir agua ya que la sandía tiene un alto porcentaje y aguaría el gazpacho, pero si lo vamos a tomar enseguida y no teníamos los ingredientes fríos podemos triturarlo muy bien triturado con 3 cubitos de hielo.

Para hacer el aceite de hierbabuena en el momento, yo pico las 6 hojas de hierbabuena en un vaso pequeñito (vaso de chupito) con la ayuda de unas tijeras, y cuando está bien picadito añado el aceite de oliva. Remuevo bien y listo.

A mi me gusta servir los gazpachos en copas tipo "Martini" y decorar con unas gotas del aceite de menta.



¿Sencillo verdad? Estoy segura que os encantará. El toque de la hierbabuena le da un punto de frescor adicional que lo hace perfecto para tomar en los días más calurosos de este verano que estamos teniendo.

¿Os animáis a hacerlo? Espero que sí ^^ Ya sabéis que me encanta ver vuestras fotos, así que no dudéis en etiquetarme si la subís a vuestras redes sociales. 

Un abrazo enorme y ¡feliz fin de semana!
@embellecethe

lunes, 14 de julio de 2014

Rollitos de Hojaldre Rellenos Salados

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una receta muy facilita que tuvo mucho éxito por Instagram cuando la colgué ^^ Se trata de los rollitos de hojaldre salados rellenos de pesto de albahaca y de cebolla caramelizada con tomate seco.

Normalmente siempre tengo hojaldre congelado porque me viene de lujo para hacer los Cinnamon Rolls cuando viene alguna visita inesperada o estoy invitada a algún sitio y llevo algo. Pero claro... ¡dulce que te quiero dulce! no se debe siempre tirar de dulce, así que, me medio convencí a mi misma para llevar a una visita una merienda salada y salieron estos rollitos.

¿Os apetece saber como los hice?


Ingredientes:

1 plancha de hojaldre (yo uso el congelado de Hacendado, que es vegano y barato)

Para el pesto de albahaca:
20 hojas de albahaca fresca
1 cucharada sopera de almendra
1 diente de ajo
sal
1 cucharada sopera de margarina vegetal

Para el relleno de cebolla caramelizada con tomates secos:
1 cebolla mediana cortada a daditos
4-5 tomates secos sin hidratar
1 cucharadita de azúcar
sal y pimienta

Preparación:

~ Preparar ambas salsas por separado.

a) Pesto de albahaca:
Lavar bien las hojas de albahaca y picarlas bien finitas. Depositarlas en un mortero y machacarlas junto con el ajo, la sal y la pimienta (al gusto). Cuando esté todo machacado añadir la cucharada de almendra y la de margarina vegetal, y mezclarlo todo hasta textura homogénea.

b) Cebolla caramelizada:
En una sartén antiadherente, saltear la cebolla con un poquito de aceite de oliva y sal. Cuando la cebolla ya esté doradita con las puntitas quemaditas, bajaremos el fuego y añadiremos la cucharadita de azúcar y removeremos todo el rato hasta que se forme el caramelo y tiña toda la cebolla. Cuando esté así, apagar el fuego, añadir los tomates secos picaditos y tapar la sartén para que con el vapor del calor se ablanden los tomates.

~ Una vez preparadas las salsas, ya estamos listos parar preparar los rollitos. Extender la masa de hojaldre (ojo con las condiciones de descongelado, lleer las instrucciones en el paquete) en una superficie limpia y untar la mitad de la masa con el pesto y la otra mitad con la cebolla caramelizada.



~ Enrollar sobre sí mismo el hojaldre y cuando lleguemos al final pellizcaremos la masa para "pegarla" y evitar que al hornear e hinchar se desarme.

~ Con la ayuda de un cuchillo afilado y mojado, cortar el rollito en porciones de aproximadamente un dedo de grosor. Disponerlos en la bandeja del horno sobre papel de hornear separados y ponerlos en el horno precalentado a 200ºC unos 15 min más un toque de grill para dorarlos por arriba.

               

Os muestro el resultado recién salidas del horno ^^




¡Y listo! Fácil, ¿verdad? 

Quedaron riquísimos y hasta a mi madre que no le tira mucho el verde, cuando los probó me dijo "Ay!!! que bó està açò!!!" jajajajja Traducción: "Ay!! que bueno que está esto!!! jajajja poquito a poco conseguiré llevarla at the green side jijiji

Espero que os animéis a hacerlos y si es así ¡compartid vuestra foto en mis redes sociales! ¡Me encanta ver vuestros platos!

Un enorme abrazo a todos y... ¡Feliz comienzo de semana!

@embellecethe



miércoles, 9 de julio de 2014

"Risotto" de Trigo Sarraceno

¡Hola a todos!

Hoy vengo con una receta exprés, de esas que haces en plan prueba porque piensas que va a quedar fatal de la muerte, pero al final resulta un plato de lo más rico. En este caso no hay fotos del procedimiento, pero intentaré explicarlo todo lo mejor que pueda para que no hagan falta las imágenes.

Tenía muchas ganas de probar hacer un "risotto" pero con trigo sarraceno. Ya sabemos todos que tiene múltiples propiedades ademas de tener un contenido proteico elevado. Su sabor en harina, panes, masas de pizza es muy fuerte, pero el del grano hervido es suavecito, casi diría que parece arroz.

¿Os apetece saber como hacerlo?



Ingredientes:

1 medida de grano de trigo sarraceno (yo para dos personas uso un vaso de medida)
2,5 medidas de agua
1 diente de ajo
1/2 cebolla
5-6 champiñones 
3-4 tomates secos
Nata vegetal (con la base que queráis: soja, avena...)
Una ramita de perejil
pizca de sal, pizca de pimienta y pizca de nuez moscada

Preparación:

~ En una sartén antiadherente saltear el diente de ajo que habremos laminado hasta que esté doradito.
~ Añadir la cebolla que habremos cortado a cuadraditos muy pequeños y dorarla.
~ Añadir los champiñones que los cortaremos también a trocitos muy pequeños, y dorarlos. Si es necesario añadir un poquito más de aceite, añadimos.
~ Cuando ya está todo doradito, añadimos el grano y lo sofreímos un par de minutos, removiendo constantemente para que no llegue a tostarse.
~ Añadir la medida del agua correspondiente, remover para que quede todo homogeneamente repartido y tapar. Dejar cocer a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando unos 15 minutos.
~ Pasado ese tiempo, veremos que el grano está al dente y que queda algo de caldito en la sarten. En este punto añadir la ramita de perejil que habremos picado pero no muy fino, removeremos y añadiremos la nata vegetal con la sal, pimienta y nuez moscada.
~ Remover constantemente hasta que adquiera la consistencia de un risoto: pegajosito ^^
~ Apagar el fuego y servir.

De estas cantidades salen dos raciones normales, perfectas para terminar con un postre. Si preferís las raciones más grandes, ya sabéis, un poquito más de todo y listo :-)



¿Que os parece? ¿Os ha gustado? A mi la verdad es que me encantan los risottos y tener la posibilidad de hacerlos veganos es ya la caña #yupiiiiiii 

Para los que no concebís un risotto sin su queso rallado, podéis darle el toque de queso añadiendole un poco de levadura de cerveza cuando se añade la nata vegetal. Quedará igual de rico, con más propiedades aún y con ese toque especial ^^

Os mando un enorme abrazo a todos y recordad que tenéis los comentarios para cualquier duda que os surja (contestaré enseguida) y podéis compartir vuestras fotos en mis redes sociales: Instagram, Facebook y Twitter.

¡Feliz miércoles!
@embellecethe