jueves, 26 de junio de 2014

Tarta Tatin Vegana

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una entrada dulce, deliciosa y como siempre por aquí... ¡fácil y sencilla! ^^

El domingo pasado quedé con unas amigas para ir a una bakery de aquí Valencia llamada "La Petite Brioche" y me llamó la atención una tarta con manzanas enteras, brillante, con la masa reluciente... fue amor a primera vista <3<3 <3 ¡Jamás había visto una tarta así! Pregunté si llevaba manteca de cerdo y al contestarme que no, la pedí. Cuando probé el primer bocado fue como "guaaaauuuhhhhhhh" me puse en #modoHomer chorreando baba por una cerveza!! Estaba tannnnnnn buena!!! la manzana se deshacía en la boca y el sabor era espectacular.

Nada más llegué a casa me puse a investigar como hacerla y resulta que es ¡muy fácil!. Ya tenía una tarta distinta para celebrar mi cumple.

¿Os apetece saber como hacerla? 


Ingredientes:

Masa quebrada (brisa) con ingredientes de origen vegetal
4 manzanas Golden pequeñas
45 gr de margarina
50 gr de azúcar moreno
90 ml de agua
canela para espolvorear



Preparación:

~ Precalentar el horno a 200ºC con el calor por arriba y por abajo.

~ Pelar las manzanas y contarlas, respetando el corazón, en dos mitades: quedan las dos mitades con un poquito de corazón que quitaremos porque es de textura más dura, y el corazón con dos cachitos de manana que cortaremos y también usaremos.

~ En una sartén a fuego alto, echar el azúcar moreno y la margarina, removiendo para que la margarina y el azúcar se deshagan. Si el burbujeo es muy violento bajar el fuego: no nos interesa que empiece a humear.

~ Cuando está todo integrado, añadir el agua a la mezcla y remover bien.

~ Añadir en las manzanas tal y como está en la foto, con el corazón hacia arriba, bajar el fuego a medio y tapar. Dejar cocer aproximadamente 20-25 minutos, moviendo la sartén de vez en cuando para que el azúcar no se deposite en el fondo de la sartén y se queme.


~ Cuando veamos que las manzanas han cambiado de color, adquieren una textura translúcida y al pincharlas con un cuchillo están blanditas, apagamos el fuego. No es necesario dejar enfriar.


~ Con cuidado y con la ayuda de una cuchara, depositamos las manzanas de forma que quede bonito y que no hayan huecos entre ellas. Al estar blanditas se pueden apretar y adoptan la forma que queramos.

~ Una vez colocadas, añadimos un poquito de salsita que ha quedado en la sartén (no toda) para que en el horno no se quede la tarta seca. Yo eché más de la cuenta y no pasó nada, solo que al desmoldar chorrea.

~ Colocar la masa encima de las manzanas, cortando los sobrantes y empujando con el dedo los bordes de la masa al fondo del molde, como creando la cortecita de la tarta. Pinchar la masa con la punta del cuchillo para que no hinche por vapor.


~ Llevar al horno y hornear 15 minutos con el calor por arriba y por abajo, y 5 minutos más con el calor solo por arriba para dorar la masa.

~ Pasado este tiempo, sacar, dejar templar (no enfriar, ya que la salsita tiene azúcar y si espesa puede quedarse la manzana pegada en el molde y romper la tarta), y desmoldar colocando un plato encima del molde y dando la vuelta con cuidado de no quemarnos.

¡Y ya está!

¡Quedó deliciosa! y todos los comensales quedaron contentos ^^


Suele tomarse con nata rociada o crema fresca, así que compré los depósitos estos pequeñitos para el café (se ven al fondo de la imagen), para que quien quisiera se pusiera.

¿Os animáis a hacerla? ¡Es una apuesta segura! Queda bonita, es barata y está muy, muy, muy buena. Para nada se echa de menos el sabor de la mantequilla... ¡para nada!

Muchisimas gracias a todos por leer la entrada ^^ Tenéis los cometarios para cualquier duda y las redes sociales para compartir vuestras fotos si la hacéis <3 <3 <3

¡Un abrazo enorme!
@embellecethe


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!