miércoles, 11 de junio de 2014

Lasaña Vegana ~ Soja Texturizada

¡Hola a todos!

¡Esto de la soja texturizada es un puntazo! 

Lo empezé a ver en blogs veganos como sustitutivo de la carne y me llamó mucho la atención. Se quedaba con aspecto de carne picada, pero... ¿sabría a soja chunga? ¿sería "desaboría"? y... ¿la textura sería tierna?. Finalmente me animé a probarla haciendo la Salsa Boloñesa de Dimensión Vegana y me ultraencantó. Quedaba tierna, adquiría el sabor de la salsita con ese puntito distinto que le aporta la soja y tenía totalmente aspecto de carne picada.

Pensando en volver a repetir la experiencia, quise hacer la lasaña que yo hacía siempre con carne picada, pero esta vez veganizándola totalmente. Me puse manos a la obra y al final me salió una lasaña la mar de buena.

¿Os animáis a hacerla?


Ingredientes:

10 láminas de lasaña precocidas de sémola de trigo duro.

Para el sofrito:
1/2 cebolla cortada a daditos
5 cucharadas de pimiento verde y rojo congelado (bolsa que venden en Mercadona)
1 vaso de soja texturizada (lo siento, no lo pesé)
6 tomates pera
1/2 vaso de tomate frito Solís
1/2 cucharadita de postre de azúcar (para quitarle la acidez al tomate)
1 cucharadita de postre de ajo molido (si lo tenéis fresco, un diente de ajo laminado)
1/2 cucharadita de postre de orégano
1/2 cucharadita de postre de perejil seco (si está fresco, más sabrosito)
1/2 vaso de agua

Para la bechamel:
1'5 cucharada sopera de harina de trigo integral
4 cucharadas de aceite de oliva
400 ml de leche de soja
Sal, pimienta y nuez moscada.


Procedimiento:

~ En una sartén con un poco de aceite sofreír la cebolla, el pimiento y el ajo.
~ Cuando esté a medio cocer, añadir medio vaso de agua, el orégano y el perejil, y dejar que burbujee.
~ A continuación, añadir la soja texturizada, remover y dejar un par de minutos que absorba todo el líquido que hay en la sartén.
~ Cuando la mezcla se queda seca, añadir el tomate natural que previamente habremos triturado (yo lo trituro con piel).


~ Remover y dejar sofreír 10 minutos el tomate con la soja tapadito a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Añadir un poco de azúcar para quitarle el ácido al tomate.

~ En mi caso se quedó muy seca la mezcla porque el tomate tenía mucha agua que se evaporó con la cocción, así que añadí medio vasito de tomate frito comercial para darle un poco de cuerpo a la salsa. Si os queda bien, este paso no es necesario y así mucho mejor: más ligero y más natural ^^.

~ Dejar cocer la salsa unos 10 minutos a fuego lento y pasado este tiempo, apagar el fuego y dejar enfriar.


~ Ahora, para hacer la bechamel, lo hice por el procedimiento tradicional: cazo con el aceite a calentar, sofreir la harina concuidado que no se nos pegue, añadir  la leche de soja y remover con paciencia a fuego medio con una batidora de varillas manual hasta que espese.

~ Una vez hecho todo, falta montar la lasaña. Yo usé un molde de silicona de bizcocho, unté la base con un poquito de aceite de oliva y puse alternas las capas de salsa con capas de bechamel: pasta-salsa-pasta-bechamel-pasta-salsa... y así hasta llegar arriba, cubrir de bechamel y espolvorear con orégano.

- Hornear 15 min a 200ºC con calor por arriba y por abajo,  y 5 min gratinando.


¡Y listo!. 

Da para tres raciones para acompañar con ensalada o bien, dos raciones grandes como plato único.

A mi personalmente me gusta hacer las lasañas de un día para otro: me encanta que queden compactas y que se puedan cortar con el mismo tenedor sin que se desmoronen ^^ pero la verdad es que en esta ocasión no me pude resistir a comerla en el momento ¡me invadía la curiosidad! jejejeje

He de decir que para nada se nota que no es carne y se tiene el beneficio de que la soja texturizada tiene un 50% de proteína.

¡Y hasta aquí el post!

Espero que os pique la curiosidad esto de la soja texturizada y os animéis a probarla. ¡La verdad es que sorprende!

¡Un abrazo virtual para todos!

Vero
@embellecethe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!