domingo, 29 de junio de 2014

Bocaditos Caprese Veganos

¡Hola a todos!

Hoy vengo con una receta súper fácil con este toque italiano que tanto me gusta: el toque caprese, mi combinación de sabores favoritos de la nostra Italia. Albahaca, tomate y aceitunas negras... ¡mmmmmmm! si es que solo el aroma que desprenden los tres ingredientes juntos es para morir de placer ^^.

Dándole vueltas al coco sobre qué entrantes hacer para celebrar mi cumpleaños, se me ocurrió envolver una rodaja de tomate a la plancha untado con paté de aceitunas con masa de tortita vegana. No lo pensé. Cogí los ingredientes e hice la prueba, sin cámara de fotos ni prisas por ser la hora de la comida, y... ¡¡¡¡mammmma mía!!!! salío tan esponjoso y sabroso que pensé que le debía rendir el honor de una entrada en el blog.

¿Os apetece saber como hacerlos?



Ingredientes:

Para la masa:
2 cucharadas de harina (avena, integral de trigo, espelta si estás en dieta alcalina)
6 cucharadas de leche vegetal (almendra si estás en dieta alcalina, soja, avena...)
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita (medida: cucharadita de café rasa-rasa, sin pasarse que amarga) de bicarbonato o levadura química.
pizca de sal

Para el pesto:
10 hojas de albahaca fresca
1 cucharadita de almendra molida
1/2 diente de ajo
4 cucharadas de aceite de oliva

1 tomate pera a rodajas
Paté de aceitunas (casero, receta @vanevanvan)


Preparación:

~ En un bol añadir todos los ingredientes para hacer la masa y con una batidora de varillas mezclar hasta mezcla homogénea. Si la textura de la masa no queda como en la foto, puede ser que la harina esté molida más fina y necesite una cucharadita más de leche.


~ Cortar el tomate a rodajas. Yo lo corté de un espesor de medio centímetro y me salieron con estas cantidades tres bocados grandecitos. Cuanto más gruesa sea la rodaja, más costará de cubrirla y por lo tanto, necesitaremos más masa. Si nos pasamos de fina, puede que con el calor de la sartén se deshaga y acabe rompiéndose.

~ En una sartén antiadherente con un poquito de aceite de oliva y sal, dorar el tomate por ambas partes.

~ Una vez dada la vuelta al tomate para que dore por la parte que aún queda cruda, untaremos la parte tostadita con paté de aceitunas.

~ Bajaremos el fuego al mínimo y cubriremos el tomate con una cucharada y media de masa, haciendo que queden todos los bordes bien cubiertos e intentando que quede redondita.

~ Cuando la masa cambie de color en toda la superficie (eso es que se está cociendo) con la ayuda de la espátula le daremos la vuelta con cuidado para que dore por la otra parte.

~ Y así con todas las rodajas que permita la masa. 


~ Para preparar el pesto, picaremos la albahaca y en un mortero la machacaremos con el ajo y un poquito de sal. Añadir la almendra molida y el aceite, remover y listo.

¡Y ya está!

¡Super fácil!


¿Os animáis a hacerlos?

¡¡Espero que sí!! Es una apuesta segura si tienes invitados o para disfrutar del sabor de Italia tu mismo. Yo lo he acompañado de un poquito de gazpacho y también sería buen acompañante una ensalada.

Recordad que tenéis los comentarios para cualquier duda que os surja y podéis compartir vuestras fotos en mis redes sociales ¡me hace muchísima ilusión! ^^

Un abrazo enorme y... ¡¡¡¡feliz domingo!!!

2 comentarios:

  1. Estoy viendo tú blogg y me encanta. Yo también intento seguir una dieta alcalina. Pero no me gustan los tomates, ya sé que suena raro pero... que otra verdura le podría poner? Tiene una pinta increíble, pero si la cocino haría unos de tomate y otra con otra verdura. Ya me recomiendas. Muchas gracias por poner tantas recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel! Me alegro que te guste el blog! jejeje no es raro! yo tengo a una prima que tampoco le gustan los tomates!! jejeje puedes ponerle rodajas de calabacín, o rodajita finita de berenjena, champiñones laminaditos, cebolla finita... ¿qué te parece? Yo creo que pueden quedar deliciosos igualmente :-)

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!