miércoles, 28 de mayo de 2014

Makis Veganos de Quinoa

¡Hola a todos!

Llevaba muchiiiiiiisisiisisimo tiempo queriendo hacer los makis con quinoa en lugar de con arroz. Cuando empecé con la dieta alcalina y vi que la quinoa estaba permitida, lo único que pensé fue: "no me quedo sin makiiiiisssss" 

Por unas cosas o por otras no me había parado a hacerlos. Quizás por el miedo a que realmente no amalgamara la quinoa y me quedara como un churro. Pero hoy era el día... ¡hoy tenía mono de maki y no había quien me parase! ^^

¿Os apetece saber como lo he hecho?


Ingredientes:

50 gr de Quinoa de cultivo ecológico
4 tomates secos
50 gr de pepino 
20 gr de zanahoria
50 gr de tofu
20 gr de rúcula
2 algas nori tostadas para hacer maki
1 cucharadita de café de azúcar
1 cucharadita de café de sal
1 cucharada sopera de vinagre de arroz

Procedimiento:

~ Cocer la quinoa como habitualmente (yo pongo 2,5 de agua por 1 de grano) a fuego medio-bajo, tapadito removiendo de vez en cuando hasta que se consuma el agua. Una vez consumida, cerrar el fuego y dejar tapado reposar 5 minutos. Luego destapar.

~ Preparar el "pegamento" para el cereal: poner en un vaso la cucharada de vinagre de arroz y darle un toque de micro (5 segundos a máxima potencia). Agregar la cucharadita de azúcar y la cucharadita de sal, y remover hasta que se disuelva lo máximo posible.

~ Verter la mezcla sobre la quinoa y remover para que se reparta bien. Dejar reposar mientras preparamos el resto de ingredientes.

~ Cortar dos tiras de pepino lo más cuadraditas posible. Hacer lo mismo con el tofu y pasar la zanahoria con una mandolina o con un pelador que saque "espaguetis". Hidrataremos los tomates y prepararemos la rúcula.

~ Con todos los ingredientes bien preparaditos, forraremos con papel film la esterilla para enrollar los makis y nos disponemos a montarlos. Si queréis ver el procedimiento completo de montaje de los makis, como se enrollan y como se prepara el arroz de sushi, tengo una entrada que lo explica todo aquí.

~ Cuando el maki ya está enrollado, cortar trozos del mismo ancho con un cuchillo sin sierra bien afilado y mojado.


¡Y ya está! Solo falta un cuenquito con salsa de soja para mojar y para los más atrevidos un poquito de wasabi, que aparte de picar, resalta muchísimo el sabor de los alimentos.


Es ideal para una comida ligera, acompañado de una ensalada o una sopa miso, ya que es muy poco calórico. A continuación os muestro la información nutricional del conjunto y abajo os muestro la info nutricional del arroz, para que comparéis ambos cereales. También os dejo aquí una web donde podéis leer las propiedades de la quinoa: destaca por su alto contenido en magnesio, un gran alcalinizante y relajante muscular.



¡Espero que os animéis a hacerlo! no es como hacer un salteado de verduras que acabamos enseguida, pero la recompensa al comerlo vale la pena ^^

Recordaros que podéis compartir vuestras fotos del resultado en mis redes sociales, que me hace mucha ilusión verlas y charlar con vosotr@s.

¡Un super abrazo!

Vero
@embellecethe


lunes, 26 de mayo de 2014

Hummus ~ Receta rápida

¡Hola a todos!

Sí, mi blog estaba cojo sin la receta del hummus... ¿como podía no tenerla? jejeje 

Hace un par de años nos hablaban de "hummus" y en nuestra cabeza se nos venía una única pregunta: "¿y eso que es?", cuando nos decían que lleva tahín y nos decían que era un puré de sésamo, nuestra cara de circunstancia era más que notable. Ahora, gracias a que el mundo nutricional ha evolucionado y a la expansión de los mercados, tenemos el hummus al alcance de nuestra mano y el tahin en el supermercado ecológico a la vuelta de la esquina.

Aunque sea tan fácil conseguirlo, para mi es mucho mejor hacerlo en casa y saber que lo que comemos no lleva ni conservantes, ni estabilizantes, ni emulgentes.

¿Porqué es buenísimo comer hummus? 

Principalmente está recomendado por su gran aporte proteico (20%) gracias a los garbanzos, fibra y por contener carbohidratos de liberación lenta, lo que lo hace un gran alimento para deportistas de fondo (corredores, nadadores, ciclistas...). También es rico en postasio, magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B, y se dice que es un gran regulador de estrógenos.

¿Os apetece saber como hacerlo?


Ingredientes:

1 bote pequeño de garbanzos cocidos en conserva
1 cucharada de tahin crudo (también puede ser tostado, varía ligeramente el sabor)
1/2 cucharadita de cominos en grano
1 diente de ajo
Pizca de sal
Zumo de medio limón pequeño (si el limón es grande, ponerle la mitad de la mitad)
1/4 de vaso de agua

Procedimiento:

~ En un bol vaciar el contenido del bote de garbanzos y enjuagar hasta que el garbanzo deje de estar baboso por el líquido de la conserva.

~ Una vez bien enjuagados, colarlos y proceder a pelarlos. Se pelan muy fácil apretando un poquito con la llema de los dedos. ¿Porqué pelarlos? jejjeje Por los gases. Evita que el hummus te dé gases de la muerte ;-)

~ En un mortero, añadimos el comino, el ajo y la sal y lo machacamos todo hasta lograr una pastita.

~ Echamos todos los ingredientes en el bol (garbanzos, pastita del mortero, tahin, agua y zumo de limón) y lo trituramos todo con la ayuda de la batidora hasta lograr consistencia homogénea y fina.


En este punto ya tenemos nuestro hummus, lo probamos de sal y si nos gusta un poquito más saladito, acentuamos un poco más. 

Información nutricional de la totalidad de la receta calculada con fatsecret.es (orientativa):




Para servirlo es típico ponerlo en un plato, rociado con aceite de oliva virgen extra, espolvorear pimentón picante y acompañarlo con pan de pita caliente.

Ésta podríamos decir que es la receta original. A partir de aquí podemos añadirle otros ingredientes que le den un toque distinto, y convertir el hummus clásico en otras versiones más "gourmet". Como por ejemplo:

** Curry Madras, que le da un toque hindú brutal y queda amarillito.
** Pimentón de la Vera, que le da ese toque ahumado tan característico, quedando la crema roja.
** Aceitunas negras, que trituradas con el hummus le dan un toque brutal y queda la crema negruzca.



A mi personalmente me encanta comerlo original y acompañado de crudités de zanahoria y pepino (como mostraba en la primera imagen), está taaaaaaaaan delicioso ^^

Y hasta aquí esta receta. ¿Os animáis a hacerla? Seguro que cuando la hagáis la primera vez y lo probáis.... ¡os engancharéis!

Un abrazo virtual para todos.

Vero
@embellecethe.

viernes, 23 de mayo de 2014

Paté Vegano de Zanahoria, Pipas y Curry

¡Hola a todos!

Una de las cosas que más me gusta hacer es pasarme horas ojeando libros de gastronomía vegana en cualquier librería, ecomercado o grandes superficies. 

El otro día, fui a comprar a Navarro (un supermercado ecológico aquí en Valencia) y me quedé un largo rato sentada en la sección de librería mirando la que quiero que sea mi próxima adquisición: "El Veganomicón, libro definitivo de la cocina vegana". 

Y así, como quien no quiere la cosa, vi una receta de un paté vegano de zanahoria y pipas que me llamó mucho la atención y no dudé en memorizar los ingredientes.

¿Os apetece saber como hacerlo?


Ingredientes:

5 zanahorias
25 gr de pipas peladas fritas (si las tenéis crudas, no olvidéis activarlas en agua 24h antes)
1 cucharada de postre de curry
1/2 cucharada de postre de comino en grano
1 diente de ajo
2 cucharadas de postre de zumo de limón
1 cucharada de aceite de oliva
Sal al gusto



Procedimiento:

~ Pelar las zanahorias, cortarlas en trocitos y cocerlas al vapor. Si no tenéis vaporera, las podéis hervir, pero sabiendo que absorben más agua, por lo que la textura del paté será más acuosa (para densificarlo usar pan rallado).

~ Cuando está cocida, dejar enfriar (para proteger el filo de las cuchillas de la batidora), luego mezclar con el resto de ingredientes en un vaso de batidora y triturarlo todo hasta textura fina.

¡Et voilà!

¿Sencillo verdad? Sencillo y... ¡barato! si es que esto de la cocina vegana es anticrisis total.
A mi estos patés me encantan para untarlos en pan tipo wasa, como salsa de wrap o burguers, o para dippear ^^ si es que... ¡es un comodín!

Espero que os animéis a hacerlo y recordad que podéis compartir vuestras fotos en mis redes sociales ¡me hace mucha ilusión! :-)))

Un abrazo virtual a todos y... ¡feliz finde!

Vero.
@embellecethe

jueves, 22 de mayo de 2014

Sweet Tandori Noodles

¡Hola a todos!

Hoy me he marcado sesión suicida en la cocina, de esas de "mezclo esto, esto, esto y esto, y a ver que sale" jajajaja y me ha salido una receta deliciosa que me apetece mucho compartir con vosotros.

La he bautizado como "Sweet Tandori Noodles" ya que tienen una mezcla de sabores dulce y picante que me ha sorprendido.

¿Os apetece hacer esto algún día?


Ingredientes (1persona)

60 gr de Chinese Noodles (comprados en supermercados orientales o hindúes) 
1 zanahoria
1 diente de ajo
1/2 cebolla 
1/4 calabacín
1/2 cucharita de café de semillas de coliandro
1/2 cucharita de café de semillas de mostaza
1/2 cucharita de café de semillas de hinojo
1 cucharadita de postre de tandori masala
1/2 cucharadita de postre de cúrcuma
Trocitos de piña natural al gusto
Aceite de sésamo


Procedimiento:

~ En una cazuela poner agua para hervir los noodles con el tandori masala y la cúcuma. Cuando rompa a hervir, bajar un poco el fuego y echar los noodles. Ir tanteando poco a poco, probándolos, porque tardan muy poco en cocerse (alrededor de 6 minutos).

~ En una sartén grande o wok, engrasada con un poco de aceite de oliva, echar las semillas y esperar a que se doren. 

~ En el punto en el que la semilla de mostaza empieza a saltar, añadir el diente de ajo laminado finito, la zanahoria laminada finita, la cebolla cortada en aros y el calabacín en tiras gruesas despreciando la parte de las semillas.

~ Dorar un poco, añadir un chorrito de agua y tapar: así, con el agua el sabor de las especias penetrará más en las verduras.

~ Antes de que se acabe el agua, añadiremos los noodles que ya estarán hervidos, enjuagados y escurridos, y lo removeremos todo.

~ Paralelamente, en una sartén antiadherente a la que añadiremos sal y un poquito de aceite, doraremos los trocitos de piña natural que queramos. En la imagen que os enseño veis que no hay mucha y que está cortada algo grande, a la próxima la cortaré más pequeñita ya que es el toque estrella del plato.

~ Cuando esté todo, añadiremos un poco de aceite de sésamo en crudo a la mezcla de noodles y serviremos en el plato poniendo encima la piña.

Y esto es todo ^^ Realmente está delicioso y me parece una forma de cocinar la pasta diferente a la convencional, además de muuuuuuy barata.

¡Es ideal para sorprender a invitados!

Espero que os animéis a hacerla y compartáis vuestras fotos en cualquiera de mis redes sociales.

¡Un fuerte abrazo virtual para todos!

Vero
@embellecethe






sábado, 17 de mayo de 2014

Como hacer Tortitas para Wrap

¡Hola a todos!

Esta tarde comparto con vosotros esta receta tan sencilla y la forma en la que yo hago las tortitas para wrap. Si seguís mi perfil de Instagram sabréis que soy una absoluta fan de enrollarlo todo con tortitas! Antes utilizaba siempre los paquetes de Mercadona que son de base de harina de trigo, pero... desde que tuve que hacer la dieta alcalina (que no permite el trigo) me las ingenié para no quedarme sin enrollar lo que me viniera en gana XD.

Empecé a buscar por internet y la receta que más me resultó es la que voy a compartir con vosotros. Partiendo de la masa base... ¡se puede añadir cualquier ingrediente! Es taaaaaannnn guay!! Yo esta vez las he hecho de trigo sarraceno con el resto del licuado de espinacas, pero podéis usar zanahoria, remolacha, semillas de lino, semillas de amapola.... ya sabéis: ¡la cocina es un juego muy divertido! ¡y más divertido cuando las cosas te salen bien! jajajaja :P

¿Os apetece aprender a hacerlas?


Ingredientes:

150 gr de harina (en este caso de trigo sarraceno)
1/4 litro de agua
 4 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
 Espinacas trituradas en crudo (en mi caso restos de licuado)


Procedimiento:

~ Mezclar la harina, el agua y el aceite en un bol grande con la ayuda de una batidora de varillas manual para dejar una masa fina y homogénea: esta mezcla constituye la masa base, se puede dejar así tal cual o añadir lo que queramos.

~ Añadir las espinacas y remover para volver a mezclar. En mi caso me apetecía que quedaran los detalles de las hojuelas de las espinacas en las tortitas, pero podéis triturarlas bien para que quede la masa verde, fina y homogénea.

**Nota: ojo con el ingrediente añadido. Como se aprecia en la tercera imagen, espesa mucho la mezcla. Si os pasáis de cantidad os saldrán las tortitas muy gruesas.


~ Con la masa hecha (no es necesario dejarla reposar), pondremos una sartén a fuego medio con una gotita de aceite repartida con una servilleta. Importante: no poner aceite a chorro, se mezclará con la masa y alterará su consistencia (no queremos freír, sino tostar sin que se nos queme).

~ Añadimos una cucharada de cucharón grande en la sartén y con la ayuda de una lengua de gato esparcimos la masa creando la tortita. Este paso hay que hacerlo rápido ya que la sartén caliente "cuaja" la harina enseguida y luego ya no se puede moldear, quedando la tortita muy gruesa.

~ Dejamos tostar por cada lado un minutito o al gusto (a cuanto más se tuesten, más se evapora el agua de la masa, más crujientes quedarán pero menos moldeables).


Según vamos haciéndolas las dejamos sobre un plato que tenga uno o dos papeles de cocina para que vayan absorbiendo el vapor y no se nos mojen las tortitas. Aunque las pongamos una encima de otras calientes no se pegan.

Con esta receta salen unas diez tortitas de tamaño medio y aguantan en la nevera al menos 5 días.

¿Qué os parece? ¿Os ha gustado el resultado? Yo hoy las comí con el paté de tofu de pimientos y hamburguesas de tofu con setas y algas. ¡Estaban deliciosos los wrap!


Y hasta aquí el post ^^

Es muy fácil de hacer y podemos personalizar nuestras tortitas añadiéndole el sabor que queramos y no cerrarnos al trigo sin sabor de las tortitas comerciales.

Espero que os animéis a hacerla y ya sabéis, si lo hacéis, podéis compartir vuestras fotos en mis redes sociales.

Un súper abrazo virtual para todos y ¡feliz sábado!

Vero.
@embellecethe.

viernes, 16 de mayo de 2014

Paté Vegetal de Tofu con Pimientos

¡Hola a todos!

Estoy literalmente enganchada a Instagram. ¡Me encanta esta aplicación y la gente que la usa!

Sigo un montón de perfiles de gente sanota, que cuelga sus comidas, recetas, experiencias... y el otro día Davinia (@davinia8323), una valenciana súper simpática amante de la comida vegana, nos enseñó un paté vegetal de tofu que había comprado en Alcampo y que le hacía ver la estrellas de lo bueno que estaba. Nos pasó los ingredientes y pensé: ¡¡¡esto lo hago yo en casa!!! Y aquí está: más fácil imposible.


Ingredientes:

1/4 pimiento rojo asado
1/4 pimiento verde asado
2 cucharadas soperas de levadura de cerveza
4 tomates secos rehidratados
1/4 de bloque de tofu firme
Sal y pimienta al gusto

Procedimiento:

~ Hidratar los tomates secos con agua calentita durante unos minutos.
~ Desmenuzar en un bol el trozo de tofu.
~ Añadir en el mismo bol todos los ingredientes y triturar hasta consistencia homogénea.


Y ya está, facilísimo ¿verdad? El resultado está buenísimo, con una textura granuladita por el tofu y un sabor delicioso a pimientos con ese toquecito del tomate seco.

¿Os animáis a hacerlo? 
¡Espero que sí! Si lo hacéis me encantaría que me mencionarais en vuestras fotos o que la compartáis en cualquiera de mis redes sociales.

Un abrazo virtual para todos y... ¡Feliz finde!

Vero
@embellecethe

lunes, 12 de mayo de 2014

Burguer de Lentejas, Espelta y Verduras

¡Hola a todos!

¡Adentrándome en este mundo de la comida vegana! ¡Síiiii! 

Estoy visitando un montón de blogs que siguen este estilo de vida y en todos se muestra la importancia que tiene el introducir las proteínas de origen vegetal a la dieta.

Después de leer el artículo sobre las proteínas de la web de la nutricionista Mireia Gimeno decidí hacer estas hamburguesas de lentejas con espelta, para conseguir, tal como lo redacta ella, la unión de los 8 aminoácidos esenciales necesarios.

¿Os apetece saber como las hice?


Ingredientes:

** Salen unas 10 unidades de 10 cm de diámetro.

1 tarro grande de lentejas en conserva, de las que van cocidas.
1 bolsa de verduras para fajitas "hacendado"
3 cucharadas de harina de Espelta
Sal y pimienta al gusto

Procedimiento: 

- Hacer la verdura a la sartén y, cuando esté hecha y enfriada, mezclarla con las lentejas que previamente habremos enjuagado. Se trituran los ingredientes hasta que queda una masa de textura homogénea y se le incorpora la harina de tal forma que no se hagan grumos.

- Hacer bolitas de la masa y aplastarlas con los dedos dándoles la forma de buguer antes de ponerlas en una sartén con un poquito de aceite (como si fueran burguers normales). 

- Dorar por ambos lados y listo.

**Nota: Para conseguir la textura que tiene una hamburguesa convencional, rayar la masa con un tenedor antes de ponerla en la sartén.


Para montar la hamburguesa podéis dejar volar vuestra imaginación... ¡es lo que más mola!

Yo en este caso utilicé pan tipo "Wasa" de amaranto, brotes verdes, tomates cherry, mostaza eco para la tapa superior e hice una crema fría de zanahoria para ponerla en la tapa inferior que era el resultante de triturar una zanahoria al vapor, con media cucharada de cúrcuma, media de curry y un chorrito de leche de almendras.

¡El resultado final me gustó muchísimo!



Espero que os animéis a hacerlas, ¡están deliciosas!. Si os animáis, podéis dejarme vuestras fotografías en Instagram, que las veré encantada ^^ 


¡Un abrazo virtual para todos!

Vero
@embellecethe




miércoles, 7 de mayo de 2014

Gazpacho Blanco de Calabacín

¡Hola a todos!

Hoy vengo a dejaros una receta relámpago. Es muy fácil de hacer y está realmente delicioso. 

El calabacín o zucchini está compuesto de 95% de agua, apenas tiene calorías (15kcal/100gr) y contiene una cantidad récord de minerales y oligoelementos. A mi personalmente me encanta consumirlo de todas las formas posibles, pero como más me gusta sin duda es crudo.

Este gazpacho al contener además almendra y pan, lo hace perfecto para acompañar ensaladas en esos días que no nos apetece comer mucho al medio día.

¿Os apetece saber como hacerlo?


Ingredientes para dos personas:

1/2 calabacín pequeño
20 almendras crudas
1 diente de ajo
2 rebanadas de pan de espelta (podéis usar cualquiera, pero este le da un sabor brutal)
chorrito de vinagre
chorrito de aceite de oliva virgen
agua fría (cantidad según consistencia querida, yo puse 200ml)
pizca de sal

Preparación:

- En un bol con agua, poner las dos rebanadas de pan de espelta a ablandar.

- En el vaso de la batidora echar el calabacín crudo a trozos sin pelar, las almendras, el diente de ajo, la sal, el vinagre, el aceite, el agua (mejor pecar de poca e ir añadiendo luego) y el pan remojado.

- Batir a máxima potencia hasta que quede lo más fino posible. Yo no tengo una batidora muy potente y a mi se me quedó con una textura harinosa que me parecía deliciosa al comerlo, pero este gazpacho hecho con una batidora cañera debe ser un placer para los sentidos: finito y delicioso ^^.

**Si no lo vais a consumir en el momento, recomiendo refrigerarlo para que esté bien fresquito a la hora de tomarlo. También se puede batir con hielo picado para que quede bien frío.


¡Y ya está!

Súuuuper fácil. Recomiendo tomarlo en el día para que no se pierdan las propiedades y tampoco varíe el sabor. 

¿Os animáis a hacerlo? ¡Espero que sí!

Os mando un abrazo virtual a todos los lectores, y recordad que si os animáis a hacerlo podéis dejarme la foto en cualquiera de las redes sociales: facebook, twitter e instagram.

@emebellecethe




domingo, 4 de mayo de 2014

Pizza Vegana ~ Masa de Trigo Sarraceno y Avena

¡Hola a todos!

Hoy os traigo mi primera pizza vegana apta para dieta alcalina. No soy muy fan del sabor de la harina de trigo sarraceno, pero mezclado con avena está más que delicioso. Es todo casero, y lo mejor de todo es que sale muy barata hacerla. ¿Os apetece saber como?


Ingredientes:

Para la masa:
200 gr de Harina de Trigo Sarraceno
100 gr de Harina de Avena
200 ml de Agua templada
6 ch de aceite de oliva
pizca de sal
1 sobre de 9g de levadura seca de panadero (yo la compré en supermercado ecológico)

Para la salsa de tomate casera:
10 tomates pera (aproveché para hacer de más y congelarla)
2 ajos
aceite de oliva
sal y pimienta al gusto
orégano

Preparación:

La masa:
- Mezclamos los ingredientes secos en un bol (harinas, levadura seca y sal), hacemos un hueco en el medio y añadimos poco a poco el agua mientras con nuestros dedos la vamos removiendo con la harina. ¡Sí, hay que pringarse! 

- Una vez esté  toda el agua en la masa, añadimos el aceite y amasamos dentro del bol, sujetando con una mano el bol y con la otra aplastando la masa con el puño. Puede pasar que, en función de lo refinada que esté la harina absorba más o menos agua, así que según vamos viendo, añadimos un poquito más de agua si se ha quedado seca o de harina si se nos sigue pegando a los dedos.

- Cuando la masa se despegue sola del bol, la sacamos y la amasamos sobre el banco de la cocina durante un rato hasta conseguir una masa elástica (sabemos que es elástica cuando al alargarla no rompe ni muestra grietas). En este punto ya está. 

- Hacemos una bola que pasaremos por un poquito de aceite, y la dejamos en el bol tapada con un trapo levar una hora en un sitio templado (yo la saqué al solecito del balcón, jejeje).

Mientras leva la masa, preparamos la salsa de tomate y las verduras.

La salsa de tomate casera: 
- Quitarle el pezón a los tomates y triturarlos en el turmix de forma que no quede totalmente líquido, que queden trocitos de tomate para que le de textura a la salsa.

- Poner en una olla un chorro (modo Arguiñano) de aceite de oliva y cuando esté caliente echar los dos ajos que previamente habremos cortado a daditos pequeñitos.

- Cuando estén dorados, echar todo el tomate, la sal y la pimienta, y llevar a ebullición. Cuando hierba, dejar cocinar unos 20 min a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando. 
Yo sé que está la salsa cuando huelo su vaho y ya no se nota la acidez. 

- Cuando ya está hecha, cerrar el fuego y poner orégano al gusto: remover, tapar y dejar reposar hasta su uso.

Estirar la masa y montaje:

Como habéis visto en la foto, hay dos partes: una de verduras variadas (cebolla, calabacín, brócoli, ajos tiernos y pimiento) con tofu marinado con pimiento y tomate; y otra de espinacas, cebolla, pasas y pipas salteadas. En teoría las pasas no están admitidas en la dieta alcalina, pero es una cantidad tan pequeña que no varía el pH.

- Coger la masa y estirarla sobre un papel encerado casi a la totalidad de la superficie de la bandeja de horno, y remontar los bordes para que la salsa de tomate no se salga.

**Nota: si al estirarla se rompe a trozos es que la masa ha perdido mucha hidratación al levar. Añadir agua poco a poco hasta devolverle la elasticidad.

Y bueno, a partir de aquí todos sabéis.... ¡montar la pizza que es lo que más mola! yo puse la salsa de tomate generosa (la masa absorbe parte de la salsita), la cebolla por todo, y luego ambas partes: por una todas las verduras y el tofu y por otra el salteado de espinacas.


¡La pizza salió muy buena! La comimos tres personas y la única pega que le sacamos es que le faltaba un poquito de sal, pero eso tiene fácil arreglo ^_^



¿Os animáis a hacerla? A mi la verdad es que me daba un montón de pereza, pero al final me animé a hacer la masa y después de comerme el resultado considero que el faenón está más que recompensado.

Espero que os haya gustado y ya sabéis, que si la hacéis, me encantaría ver las fotos en cualquiera de las redes sociales (en Instagram es donde soy más activa).

¡Un super abrazo virtual a todos!

@embellecethe