jueves, 6 de diciembre de 2012

Sushi Maki ~ Arroz para sushi

¡Por fin puedo escribir esta entrada! mi tarjeta SD se mudó al bote de los lápices de colores por iniciativa propia y no había manera de encontrarla! aiiisss qué poco lógica soy!! jajajjaa :-D

La entrada de hoy está dedicada a todos los amantes del sushi y que no tienen la oportunidad de darse un gustazo restaurantero cuando les viene en gana. Aquí, en esta humilde entada, os enseñaré como hacerlo en casa, de forma fácil, tal como me enseñaron a mi en el Curso de Sushi que hice hace un tiempecito.

¿Os apetece aprender a hacer esto?



Ok. ¡Vamos al lio!

Como podréis imaginar, lo fundamental de un buen sushi es que el arroz esté en su punto exacto: ni duro - ni blando, en su punto exacto. Existen muchos restaurantes que "la-cagan" directamente por servir un sushi de excelente pinta, ingredientes combinados perfectamente, pero... con un arroz duro o pastoso.

La verdad es que con el método que me enseñaron en el curso, sale siempre CLAVAO, cosa que me sorprende, por que hay veces que la he liado con los tiempos...

ARROZ PARA SUSHI

Ingredientes:

~ 175 gr de Arroz de Sushi
~ 250 ml de agua
~ 2 cucharadas soperas de vinagre de arroz.
~ 1 cucharada de postre de sal
~ 1 cucharada de postre de azúcar

* El arroz de sushi y el vinagre de arroz, así como los demás ingredientes como las algas y la salsa de soja, se compran en tiendas especializadas de productos japoneses. Aquí en Valencia, por la calle Pelayo está uno de mis súper japoneses favoritos.



Preparación:

El primer paso que tenemos que hacer para preparar el arroz es lavarlo tantas veces como sea necesario para eliminarle todo el almidón. Para ello, yo me ayudo de un bol y un colador: lleno el bol de agua, echo el arroz, lo remuevo mucho-mucho hasta que el agua se queda blanca y me ayudo del colador para cambiarle el agua. Haré este paso hasta que el agua salga clara.





Como os muestro en la última imagen, ese es el punto en que comienza el arroz a estar listo para cocinarlo. Yo ahí lo doy por bueno, pero si sois muy puristas, en ese punto darle un par de lavaditas más.

Cuando ya lo tengáis, lo coláis y lo dejáis escurrir durante un momento, para que no tenga exceso de agua.

Cogemos un cazo-cacerola de alrededor de 22cm de diámetro y echamos los 250 ml de agua, el arroz escurrido y un par de trocitos de alga nori. 



Cuando lo tengamos todo preparado, encendemos el fuego (ni muy fuerte, ni flojito) y tapamos inmediatamente la cacerola. Debemos evitar que salga el vapor de la ebullición, así que si os pasa como a mi que tenéis las tapas de la cazuela con un pequeño agujerillo, tapadlo con lo que se os ocurra: yo siempre echo mano de un palito de cangrejo! :-D



Vale, ahora va el momento en que tenéis que estar súuuuper atent@s: en el momento en que empiece a hervir (ni removemos el arroz, ni abrimos la tapa, ¿ok?), es decir, empezamos a oir el blup-blup-blup y la tapa de la cacerola hace como que quiere moverse, entonces en ese instante, contamos DOS MINUTOS. Sí, solo dos minutos de hervor sin que salga nada de vapor. Cuando pasen esos dos minutos, cerramos el fuego y dejamos reposar tapado DIEZ MINUTOS, y cuando pasen estos diez, destapamos y dejamos reposar, sin haber removido, otros DIEZ MINUTOS.

Así se queda al destapar:




Durante el transcurso de los últimos diez minutos de reposo, preparamos lo que será "el pegamento" del arroz. Existen dos formas de hacerlo: la rápida y la más cocinitas.

La rápida es colocar las dos cucharadas de vinagre de arroz en un vaso y darle un toque de micro para calentarlo. Una vez caliente se añade la sal y el azúcar y se diluye removiendo con una cuchara. Esta versión la hago normalmente, y he de decir que no queda nada mal.

La versión más cocinitas es colocar todos los ingredientes en un cacito pequeño y a fuego lento ir deshaciendo la sal y el azúcar en el vinagre.

Bueno, una vez tengamos la mezcla de vinagre-azúcar-sal preparada, y los últimos 10 min de reposo del arroz pasados, vertemos la mezcla sobre el arroz y lo removemos envolventemente para que se reparta bien.



Removemos una y otra vez, haciendo que el arroz se enfríe. Para acelerar el enfriado lo que se suele hacer es "ventar" el arroz mientras lo removemos. Sí, sí, abanicarlo!! es realmente efectivo.



Cuando lo notemos ya frío, podemos reservarlo ya para para hacer nuestro sushi.

Os muestro a continuación la pinta que tiene que tener el arroz: entero y brillante.



Bueno, ¡¡ya tenemos el arroz!! ahora toca hacerse unos rollitos maki, ¿no? :-D

Con la cantidad de arroz de la receta, a mi me da para hacer: dos rollitos mini de maki sushi, uno grande y uno grande de maki sushi invertido (California Roll, el que tiene arroz por fuera).


Preparación de los ingredientes de relleno:

Lo primero que tenemos que tener preparado antes de ponernos a enrollar, son los ingredientes. Cualquier ingrediente que queramos ponerle al sushi maki debe estar cortado a tiras, con el grosor que queráis, de tal forma que al rellenar el maki, pueda quedar la misma proporcion de ingrediente a lo largo de todo el rollo (no se si me he explicado bien...). ¡os dejo foto! Esto es lo que tenía ese día por la nevera: sí... era fin de semana y no había ido al súper! jejeje




En esta ocasión tenía pepino, zanahoria, surimi de cangrejo, pavo en lonchas que enrollé con philadelphia, atún (que al final no usé) y unas gambitas congeladas que piqué.

Como veis en la foto, también uso para hacerlos pasta de wasabi, ese tubito que veis en la esquina inferior izquierda. Mucha gente prefiere ponerlo en la salsa de soja, pero yo lo pongo directamente dentro del rollito ya que tiene la virtud de realzar los sabores de los ingredientes que pongamos. ¡Para mí está mucho más bueno! .-D


Preparación de la esterilla:

En cualquier bazar chino encontraréis esterillas de "cañitas" o de bambú. Suelen costar de 0,75 a 1€. Cualquier esterilla os sirve, no es necesario que sea expresamente para hacer sushi.

Para hacer el sushi es recomendable forrar la esterilla de papel film para evitar el pringue y que así sea mucho más higiénico.



MAKI SUSHI

Para elaborar los maki pondremos encima de la esterilla un alga nori completa, con la cara rugosa hacia arriba y las "rallitas" que tiene el propio alga en vertical.

Con las manos mojadas, tomamos arroz y lo distribuimos con la ayuda de las yemas de los dedos por toda el alga, dejando arriba un poquito libre para poder luego sellar el rollo.



Cuando lo tengamos, ponemos los ingredientes que deseemos unos encima de otros. En este caso yo puse pepino, surimi, zanahoria y rollito de pavo con philadelphia. Cuando lo tengamos, cogemos la esterilla con el pulgar y el índice y apretamos los ingredientes con el resto de los dedos, de tal forma que veamo que están apretujaditos unos contra otros.



Cuando ya notemos que los ingredientes están bien apretaditos, entonces rulamos la esterilla enrollando el rollo y haciendo que toque la parte superior con la base de arroz. Cuando lo tengamos así, presionamos el rollo y levantamos ligeramente la esterilla para seguir enrollando:



Cuando hayamos levantado la esterilla y asegurándonos que el borde superior del alga está tocando el arroz, apretamos un poquito y lo rulamos hasta el final. Para sellar el rollito, humedecemos un poco la parte de alga que ha quedado sin arroz y así se pega sin problemas.



Así queda el rollito, y así queda el corte:



**Para cortar el rollito de sushi necesitaréis un cuchillo hiper-mega-ultra afilado y mojarlo siempre antes de dar el corte: así, el corte sale limpio y no se ensucian los ingredientes.

MAKI SUSHI MINI

Para elaborar rollitos de maki pequeñitos, parto una hoja de alga nori en dos, y la pongo encima de la esterilla. En este caso os enseño como le pongo el wasabi al rollito: cojo una pequeña cantidad con la yema del dedo y lo reparto a lo largo:





Del mismo modo que el anterior, se colocan los ingredientes y se enrolla. En este caso a mi personalmente me gusta poner como máximo dos ingredientes.




MAKI SUSHI INVERTIDO - CALIFORNIA ROLL

¡Este siempre es el que más me gusta! da mucho juego por que tienes que combinar los ingredientes que van dentro del rollo y el que utilizas de "topping". ¡Ahora veréis!

En este caso procedemos de la misma forma: esterilla, alga nori con la cara rugosa hacia arriba y arroz por toda la superficie dejando un poquito arriba libre.

Cuando tengamos este paso, simplemente cogemos el alga y le damos la vuelta en la esterilla, dejando la parte del arroz en contacto con el papel film con el trocito que dejamos libre en la parte inferior:



Ahora es turno de untar el wasabi y colocar los ingredientes. A mi en este rollito me gusta especialmente rellenarlo de gambas troceadas, surimi deshecho, pepino, philadelphia y zanahoria.



Y del mismo modo que los anteriores enrollamos nuestro maki, quedando de esta forma:



Ahora es el momento de ponerle el "topping". El "topping" es el ingrediente que queramos que se pegue al arroz. A mi me gusta mucho usar huevas negras, láminas de aguacate (que en esta ocasión no tenía) o sésamo.

Como iba de marisco decidí ponerle huevas. Con una cucharita las ponía poco a poco sobre el rollito y luego con un trozo de papel film lo cubro y aprieto con la esterilla:



Una vez lo hayamos apretado muy-mucho, dejando el papel del film encima y con el cuchillo bien humedecido, lo cortamos en porciones. Cuando terminemos de cortar, retiramos el papel film y servimos:






¡Et voilá!

Podéis combinar los ingredientes que os apetezcan. Yo prefiero no usar salmón, más que nada por que debe estar mínimo 72h congelado para matar el anisakis, y por que está ¡¡¡súper caro!!!. Cuando lo uso,  lo compro en porciones ultracongelado en el super, y lo uso para rellenar ya que el corte en láminas se me da FATAL.

Con estas cantidades comen dos personas y se quedan fenomenalmente llenas! :-D

Os recomiendo servirlo con salsa de soja y un poco de jengibre encurtido que ayuda a limpiar el paladar después de cada pieza, además de que dicen que es un potente afrodisíaco! ahí lo dejoooooo! jejeje

¡Así quedo mi comida de domingo!





Espero que os haya gustado y que lo pongáis en práctica. ¡Esta es la entrada que más me ha costado escribir desde que he abierto el blog! Quizás debería haberla dividido, pero... bueno, aquí esta todo juntito!

Gracias a todos los lectores y si os animáis a hacerlo, podéis dejarme una fotito en facebook.

Seguro que me dejo muchas cositas y os salen dudas: ya sabéis, tenéis los comentarios para preguntar lo que queráis.

¡Un fuerte abrazo!

6 comentarios:

  1. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.....se me está haciendo la boca agua.
    GRACIAS POR ESTA PEAZO DE RECETA
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por disfrutarla! que "mmmmmmmm" tan grande!! jejjeje ojalá te animes a hacerla! :-D bssss!

      Eliminar
  2. Que buena pinta. Yo soy fan de la comida japo. En cuanto saque un rato sigo el tutorial/receta ;-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, Rubén! y por suscribirte!

      Buahhhh! yo soy fan y adicta! jejeje tuve que hacer el curso para enseñarme a hacerlo porque me arruino si no! :-D

      A ver si te animas y lo haces, con esta receta sale clavao. Si tienes vitro en lugar de fuego normal, dale medio minuto más de hervor, ¿ok?

      Un abrazo, un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
  3. Vaya pintaza, yo soy más de "chinorri" que de japo, pero la verdad es que tienen una presencia bestial, igual me animo y pruebo.

    Me tienes que "chivar" la tienda de la calle Pelayo, yo voy a un super que está por allí pero no sé si será el mismo. En el mío no hablan nada-de-nada el español y me cuesta mucho que me entiendan cuando busco algo que no veo a simple vista.

    Una vez fui a comprar Panko y me costo más de 10 minutos haciendo gestos y repitiendo mil veces: "pan rallado-pan rallado, panko" parecía que estaba toooonta.

    Besitos!!! :))

    ResponderEliminar
  4. Nena, yo quiero tu receta de la sopa miso

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!