miércoles, 18 de julio de 2012

Ensalada de Cous-Cous

Hoy vengo con una receta que hacía mucho tiempo que no hacía. Leyendo una entrada de cocina en el blog de Swanehals que trataba de unos espaguetis con aguacate y tomate, me recordó  mucho a la ensalada que hacía en verano en el piso de estudiantes (allá, por aquellos tiempos maravillosos...).


Esta ensalada es muy fácil de hacer, y sobretodo su genial punto a favor es que es ligera, fresca, vegetariana y rápida, ¡¡¡un completo saludable!!!.

Ingredientes para 2 personas:

1 vaso de cous-cous (el que queráis, queda igual de bueno con integral como con blanco)
1 vaso de agua
1/4 de pastilla de caldo de vegetales (da igual la marca)
1 tomate variedad "Valenciano" (para mi es imprescindible... es ¡tánnnn delicioso!)
1 pepino mediano
1/2 aguacate (si es muy grande, si no... uno entero, aunque esto va a gustos)
Aceite de oliva virgen extra, vinagre de módena y sal.

Preparación:

En un cazo, poner a hervir el vaso de agua con el 1/4 de pastilla de caldo de verduras, removiendo poco a poco para que se deshaga bien.
Cuando ya esté hirviendo y la pastilla esté deshecha, se retira del fuego y se añade el cous-cous. Lo removemos un poquito y se deja reposar tapado.


Por otra parte, preparamos "el condimento".

Con la ayuda de una tabla, cortaremos a daditos el tomate, el pepino y el medio aguacate, metiéndolo todo en un bol. En mi caso  el aguacate era grandote (que por cierto, acabo de recordar que me lo he dejado fuera de la nevera sin tapar :S) y he preferido reservar medio  para esta noche.




Una vez en el bol, aliñaremos con el aceite, el vinagre y la sal, removiendo bien para que todos los ingredientes se impregnen y empiecen a soltar su jugo. La verdad es que suelta un montón de caldito y está súper bueno.

Una vez ya tenemos los dos pasos (el cous-cous cocido que desmenuzaremos con un tenedor, y el verde troceado), tan solo falta juntarlo todo con la imaginación que queramos. Yo lo suelo presentar como en la primera imágen, depositando primero el cous-cous en el plato, haciendo un buen agujero en medio y poniendo todo el verde en el centro. También queda bien haciendo vasitos de cous-cous y depositando el verde a su alrededor... ¡¡¡dejad volar vuestra imaginación!!! y si no... ¡¡¡pues todo revuelto y "pa dentro"!!!


Espero que os resulte tan apetitosa como a mi y que la pongáis en práctica. Resulta muy económica y llena muchísimo, proporcionando una digestión muy fácil.

¡Ya me contáis si la hacéis!

¡Gracias por vuestra visita!




domingo, 15 de julio de 2012

Grass, gel de ducha de Lush

¡Definitivamente he encontrado mi gel de ducha favorito! 

Cuando conocí Lush, me alucinaron tanto sus productos que comencé a leer reseñas en blogs y ver vídeos donde las gurús españolas hablaban de sus productos. A parte de que las mejores críticas se las llevaban los champús sólidos y el famoso acondicionador "Crema Americana" (el cual tengo y se merece un 10), me llamaba mucho la atención un gel de ducha llamado Grass que decían que olía a hierba recién cortada.

El olor de hierba recién cortada es uno de los olores que me evocan muchos recuerdos, y uno de ellos es el momento de acompañar a mi abuelo cuando cortaba el césped de los jardines que cuidaba en una urbanización de Rueil Malmaison (Francia). Es un olor que siempre me recuerda a él, y tenía muchas ganas de probarlo.

Un día, fui a la tienda y por unas compras que hice, me dieron una muestra del gel y deciros que en cuanto lo probé supe que iba a ser mi gel favorito.

Su olor no es tal cual el de hierba cortada, pero sí huele a hierba fresca, algo cítrica... el olor perdura en la piel horas y el momento de la ducha te deja la casa perfumada. Es una delicia para los sentidos y para la piel, ya que... a pesar de sus ingredientes, que desde mi punto de vista no son muy "naturales" que digamos, deja la piel muy hidratada, fina y suave.




Realmente, si no fuera por su precio, sería uno de mis geles de cabecera. De hecho, no compraría ningún otro... Os dejo en la siguiente imagen los precios según los pesos y el acceso directo a la web:



Afortunadamente, en las rebajas de navidad pude conseguir el tamaño grande a mitad de precio. Lo uso sólo cuando me ducho en casa y ya me queda poquito.... :-(
El color del gel es verde oliva oscuro y no es muy denso. Hace mucha espuma y para mi es ideal usarlo con un guante exfoliante.


En conclusión decir que es cierto que su precio no merece la fórmula que tiene, pero el gel me encanta y no hay ninguno que me evoque las sensaciones y recuerdos que me evoca este. Quizás sea una romántica, pero este gel a mi me tiene ganada.

Espero que os haya gustado la entrada y si tenéis oportunidad de pasar por algún Lush y pedir una muestra, veréis que gozada.



sábado, 7 de julio de 2012

Aquatraining, tonificación muscular en el agua

Recién terminado el curso intensivo de Aquatraining impartido en el Área de Deportes de la Universidad Politécnica de Valencia por María Sabater, puedo presentar mis sinceros respetos hacia esta modalidad deportiva.

Había practicado Aquagym en mi gimnasio cuando no trabajaba. Iba por las mañanas y compartía piscina con socios de avanzada edad. Obviamente el ritmo de la clase era adaptado, pero aún así ya tenía la sensación de que si se hacían bien los ejercicios era una modalidad "cañera".

El Aquatraining es la modalidad dentro del Aquafitness que trabaja más específicamente la mejora del tono muscular. Con esto me refiero al endurecimiento del músculo que ya tenemos, ya que esta modalidad no persigue la hipertrofia y el consiguiente aumento de volumen muscular.

El consumo energético de una sesión de aproximadamente 45 minutos es de alrededor de 500-700 calorías lo que nos ayudará a quemar los hidratos de carbono consumidos en el día y   que no se depositen en nuestro cuerpo en forma de grasa.

Esta modalidad la pueden realizar todo tipo de personas sin excepciones, ya que los ejercicios son de intensidad modulable y el medio en el que se ejecutan todos los ejercicios ayuda a minorar al máximo el impacto articular.


Practicando Aquatraining trabajamos todos los músculos del cuerpo, ya sea de forma principal o secundaria, ya que la flotación que ofrece el agua obliga a que, mientras estás haciendo un tipo de ejercicio específico del tren inferior, tengas que estabilizar tu postura con movimientos del tren superior (y viceversa).

Lo ideal es realizar la actividad en piscinas de "shalow water", es decir, de profundidad de 1,40m, ya que el alumno así hace pié y puede conseguir una mejor ejecución de los ejercicios sin estar preocupado del cansancio y la probabilidad de hundirse.

He quedado muy satisfecha con el curso y realmente me apetece indagar mucho más en la modalidad, además de practicarla activamente.

Y vosotros, ¿os animáis a practicar Aquatraining ahora en veranito? Os lo recomiendo de veras: es divertido, quemas muchas calorías y además tonificas tus músculos.