miércoles, 17 de agosto de 2011

Degustación 1 - Té verde con frambuesa y melón

¡Hola a tod@s!

Para no tener el blog parado muchos días, he decidido hacer esta entrada: mi primera cata.

En una de mis tiendas preferidas de venta de té y accesorios, La Petite Planèthé, siempre ¡¡¡siempre!!! que realizas una compra, te obsequian con una muestra de té a elegir el que tu quieras de los que tienen preparados o bien, si estás realmente interesado en alguno en especial, te lo preparan en el momento. ¡Son súper agradables! A ver si pronto me vuelvo a pasar y les pido permiso para escribir sobre la tienda y mostrarla.

En mi última compra, me dieron la siguiente muestra:


Lo realmente importante de esta muestra, a parte de que viene cantidad como para hacerte dos tazas de té, es que indican el tiempo de infusión, importantísimo para el té verde, ya que pasarnos hace que amargue y sea imbebible.

Sus ingredientes son:

Té verde
Como su proceso de elaboración no contempla fermentación, se conservan niveles de flavonoides denominados catequinas, que aportan sus acciones antioxidantes, anticancerígenas y antibióticas a nuestro organismo.
Llamado por los Taotistas “el Te de la Inmortalidad” por ayudar a frenar el envejecimiento y el avance de algunas enfermedades degenerativas, además de  reducir los niveles de LDL (colesterol malo), triglicéridos, los niveles de grasa corporal y los niveles de azúcar en sangre, y, simultáneamente, eleva los niveles de HDL (colesterol bueno). Contiene flúor, aminoácidos, vitamina C, vitaminas B, minerales como el azufre, calcio, cobre, hierro, magnesio, fósforo y potasio.

Melón
Rico en vitamina A en forma de betacarotenos, vitaminas B3, B6 y vitamina C.

Frambuesa
La medicina tradicional china utiliza sus frutos como depurativos de hígado, sangre y riñones. Ricas en hierro y vitamina C, con alto poder antioxidante.

Flor de Malva
Contiene vitaminas A, C y mucílagos que le aportan un ligero efecto laxante.

Una vez infusionado:


El te verde absorbe muchísima cantidad de agua y la hoja llega a duplicar su volumen. El resultado es una infusión de color dorado, con sabor dulce, agradable, suave y por la combinación de las propiedades de los ingredientes que lleva podríamos considerarlo como un súper antioxidante.

Se nota muchísimo el sabor de la fruta, sobretodo el melón. Yo no soy una gran aficionada a los tés verdes porque no me termina de gustar su sabor y pocos “verdes” me convencen, pero este será una futura compra seguro. ¡Le doy un 10!

Espero que os haya gustado la entrada y os animéis a probar este té que es delicioso y además aporta muchísimas vitaminas.

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!