miércoles, 24 de agosto de 2011

1 - Introducción - Productos capilares


Hola a tod@s!! como ya avisé en la página del Facebook, esta entrada iría sobre la crítica de los componentes químicos de los productos comerciales de cuidado capilar que tengo en mi potiarmario.

Desde hace mucho tiempo que no encuentro el champú/acondicionador/mascarilla que me vaya bien al pelo. Documentándome, leí que la química actual utilizada en los productos capilares tiene mucho que ver con las irritaciones, la caída del cabello y con la falta de brillo, volumen y “vida” de nuestro pelo.

Ahora bien, ¿cómo podemos elegir bien los productos con la inmensa variedad que existe en el mercado? Pues es una cuestión algo difícil… porque desde mi punto de vista, si una persona, con su tipo de piel, su tipo de pelo y su tolerancia personal a los químicos no prueba el producto, no lo puede saber.

Vale, pensaréis: ¡¡Menudo rollo, estamos vendidos!!, pues un poco sí, pero siempre podemos ser un poquillo avispados y no dejarnos llevar en la compra de un producto por el atractivo envase o el embriagador aroma: debemos leer la etiqueta de los ingredientes.

El apartado del producto donde ponen los ingredientes se llama INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredience) establecida por la FDA (Food and Drug Administration) obligando al fabricante a enumerar todos y cada uno de los ingredientes que contiene el producto escritos según su cantidad en orden descendiente. Corresponde con la lista de ingredientes que aparece en el transverso de nuestros productos y que cuando la leemos… ¡nos suena todo a chino!

Es importante saber identificar los ingredientes, ya que muchas sustancias empleadas en la industria de la cosmética actual son algo “sospechosas” y dado que en algunos países se prohíben, o que han dado que hablar en cuanto a reacciones alérgicas, dermatitis, acné, riesgo de cáncer, incluso se encuentran residuos no eliminados por nuestro organismo en sangre, leche materna y cordón umbilical, no está de más prestar un poco de atención al INCI antes de efectuar la compra y ser precavidos por el bien de nuestra salud y la de los nuestros.

Dado que es muy difícil que se memoricen los términos considerados como inaceptales por el Biodiccionario, lo que voy a hacer es, copiar el INCI de los productos que tengo y buscar los ingredientes en el Biodiccionario subrayándolos en verde si los catalogan como buenos, en amarillo si los catalogan tolerables pero en pocas cantidades (es decir, en posiciones finales del INCI), en rojo si los catalogan como intolerables y en negro si no aparecen en el biodiccionario. Con este propósito, desde mi punto de vista y opinión personal, y basado en el punto de vista del creador del Biodiccionario, consideraré si volveré a comprar el producto analizado.

Espero que os gusten las cinco entradas relacionada con este tema y os sirva para tener un poco más de juicio de valor.

Un abrazo a tod@s!

2 comentarios:

  1. te recomiendo mucho mucho, los de urtekram, he probado el "sin perfume" que es super suavito, y el de "romero", este ultimo me gusta muchiiiiiiiiiisimo!!! cuando se me acabe me comprare la botella grande, ademas, no son especialmente caros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ver el comentario! aún estoy un poco novata con esto... :S
      Tomo nota guapa! gracias!!

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!